domingo, 31 de agosto de 2008

Trece días (2000)

Estupenda condensación de las fatídicas dos semanas en octubre de 1962 durante las cuales la crisis de los misiles cubanos estuvo a punto de llevar al mundo a la hecatombe. Tomando como base el libro The Kennedy Tapes - Inside the White House During the Cuban Missile Crisis la película ofrece un retrato bastante fiel de los hechos para los estándares de Hollywood. Uno de los autores del libro, Ernest May, acepta que la visión de los hechos se enfoque desde el punto de vista de un asesor que en realidad no tuvo demasiado peso en los acontecimientos, pero critíca duramente los desdibujados retratos de los asesores de John F. Kennedy (salvo su hermano Robert) y la imagen diabólica que se ofrece del estamento militar por medio de sus mandos.

Dirigida por el irregular Roger Donaldson, el director tuvo de nuevo como protagonista a Kevin Costner, a quien ya dirigiera en 1987 en el interesante thriller No hay salida. Donaldson logra que la trama de Trece días resulte ágil y fácil de comprender. Logra sacarle una interpretación correcta a Costner y reunir un reparto que más allá de parecidos fisícos no da una impresión pobre.
En ciertos momentos de la película la tensión está bien trabajada, algo difícil teniendo en cuenta que la mayoría de espectadores conocen el desenlace, aunque no el cómo se llegó a él. En cuanto al guión, y para una mejor perspectiva histórica, habría sido deseable conocer también los hechos en el bando soviético, pero condensar ambos frentes en apenas dos horas era imposible. De todas formas Trece días resulta una película entretenida que puede servir de piedra de toque (como debiera todo film histórico que se precie de tal) para acercarse por primera vez a los hechos narrados. Las omisiones y los inevitables errores seguramente no falten, pero el conjunto, como ya he dicho, es más que aceptable para lo que suele tenernos acostumbrados Hollywood. Y la verdad es que no llega a aburrir en ningún momento. Para todo lo demás, echen mano de libros y documentales, aunque sea vía Mastercard.

4 comentarios:

Noemí Pastor dijo...

¿Es casualidad que la dieran ayer en la tele, no recuerdo en qué canal?
Sólo pude ver unos cachitos, sorry. Pero la veré entera: me encanta el cine político.

Möbius el Crononauta dijo...

Casualidad o destino, quien sabe... ¡pero así fue!

Pues entonces esta te gustará seguramente

Ad Ayin dijo...

Es cierto, nunca aburre ni se parodia a si misma. Las actuaciones estan muy controladas y Donaldson, aunque irregular, sabe crear bastante tensión en secuencias claves.

Pablo dijo...

Correcta película, y en donde Donaldson nos cuenta con pelos y señales aquella guera fria del año 1962, y la crisis de los misiles. Eso si, la película está realizada solamente para los amantes del cine politico-social, al resto yo les aconsejaría que se abstengan. Saludos!!!
http://pablocine.blogia.com