viernes, 29 de agosto de 2008

Shaft vuelve a Harlem (1972)


Bueno, vayamos recuperando la normalidad de blog y dejemos Nueva York, aunque no del todo, para pasar un ratillo en las calles de la Gran Manzana de la mano del detective negro por excelencia, Shaft.

Shaft vuelve a Harlem constituyó la inevitable secuela de Las noches rojas de Harlem, una auténtica sorpresa en la taquilla que inauguró oficialmente el fenómeno blaxploitation. De nuevo con Richard Roundtree en el papel del duro detective seductor, repetían también Ernest Tidyman en el guión y Gordon Parks en la dirección. Parks se encargó además de la banda sonora, sin igualar los resultados del gran Isaac Hayes, que en esta segunda parte sólo contribuyó con una canción. Nada más aparecen los títulos de crédito uno ya echa de menos la clásica guitarra del "Theme from Shaft".

No es lo único que uno echa de menos en Shaft vuelve a Harlem. En conjunto, el resultado es inferior a la primera entrega. En plena fiebre blaxploitation aumentaron las escenas de sexo y un mayor presupuesto permitió rodar persecuciones en coche y hasta usar un helicóptero, pero la historia no tiene tanto gancho como en Las noches rojas de Harlem.
De todas formas uno puede encontrar todas las características del personaje del detective. Aunque menos inspiradas, siguen ahí sus ácidas respuestas; sigue desnudando mujeres casi sin pestañear, y poniendo a los blancos y a los negros malos en su sitio.

Para amantes de la blaxplotaition o quienes se quedaran con ganas de más John Shaft, Shaft vuelve a Harlem es una cinta interesante. Todavía no habían llegado el despropósito de Shaft en África y el innecesario remake del nuevo milenio, con lo que en esta época Shaft aun aguantaba el tipo. Todavía era un bad mother.. (Shut your mouth!)

No hay comentarios: