miércoles, 6 de agosto de 2008

Serenata nostálgica (1941)


Para cualquiera que ame la música seguramente será inevitable unir ciertos recuerdos, buenos o malos, a alguna canción en especial, por el motivo que sea. Personalmente no me hace especialmente feliz relacionar canciones que me gustan con alguna mala experiencia, pero conozco gente a la que no le importa soltar alguna lágrima recordando a algún antiguo amor, perro o pez de colores. El leifmotiv de la película de 1941 Serenata nostálgica es la música, con lo que un melómano sabrá apreciar mejor los sentimientos de su protagonista, Julie.

Si el final de 1940 acabó muy bien para Cary Grant (estreno de Historias de Filadelfia), 1941 no fue peor: a Serenata nostálgica le siguió Sospecha, y con la Segunda Guerra Mundial ya en marcha para los Estados Unidos llegaba El asunto del día. Sí, un buen año para el viejo Cary.

Julie prepara su equipaje, mientras su amigo Applejack le pregunta si está segura de hacer lo correcto. Romper un matrimonio nunca es fácil. Pero ella está convencida de que es lo mejor. Mientras recoge sus cosas repara en un viejo álbum de recuerdos; no es un álbum de fotos, sino un álbum de discos, aquellos viejos sencillos con una canción por cada cara. Tras pinchar el primero no podrá dejar de poner los demás, recordando con cada canción un momento de su vida y su relación con su actual marido, Roger Adams.

Seguramente muchos de nosotros podríamos poner una canción a cada etapa de una relación amorosa; Julie desde luego lo hace, y así va recordando el día en que conoció a Roger en una tienda de música, el noviazgo, la pedida de mano, la boda, y otros momentos menos alegres que finalmente llevaron a la pareja a ser unos completos desconocidos el uno para el otro.

Bajo la dirección del veterano George Stevens (por entonces contaba apenas 40 años y ya 32 títulos en su haber como director) la pareja principal Irene Dunne y Cary Grant realizan una estupenda labor interpretativa, que le valió por fin a Grant una primera candidatura al Oscar (¿cómo no fue nominado por su papel en Historias de Filadelfia? ¡locos!). Evidentemente con Cary Grant los momentos de comedia no faltan, aunque en Serenata nostálgica el actor demuestra por qué es uno de los mejores intérpretes de todos los tiempos, mostrando una faceta dramática tan espectacular como su bis cómica.

No sé si hablar de esta película como de un Alta fidelidad a la antigua, pero tanto por sus bonitos motivos musicales, su trama lacrimógena y el gran Cary Grant merece ser vista.

5 comentarios:

Neli dijo...

Hola Moe.
A mi la peli me gustó.
Y la música siempre me acompaña. Asi que tengo muchos recuerdos asociados a muchas canciones, pero suelen ser todas buenas.
Creo que hago una memoria selectiva para el binomio música-recuerdo malo. Lo elimino automáticamente.

Un beso.

Fantomas dijo...

La gran mayoría de las películas de Grant que he visto me han gustado bastante. Esta la había escuchado pero no he tenido la oportunidad de verla. Como tu dices, es inevitable unir cierta música a momentos de tu vida.

Saludos.

Akeru dijo...

No la he visto, aun. Lo haré en cuanto caiga en mis manos. Si tu la recomiendas, es que vale mucho la pena.

No, no lavo coches -je je je-, pero si tu quieres, puedo lavarte el tuyo...

Besos, mi viajero en el tiempo privado.

M.I. dijo...

Yo no recuerdo bien esta película, pero me la compré, así que tendré que volver a verla. El caso es que recuerdo que me gustó muchísimo (por eso me la compré), pero no soy capaz ver con claridad la totalidad del argumento, ¿había una adopción, un niño adoptado por medio?. ¿Al final ella se queda con su marido y no se divorcia?Bueno, me estaré equivocando de historia...probablemente.

Yo, en ese sentido, soy como tú, Moe, las teorías del olvido me funcionan perfectamente cuando no quiero tener en mente algo que me hizo daño. Mas, en este caso, en la peli, no es que no quiera recordarla, es que me falla la memoria del to, jajajaja.

¡Saludos!

Pablo dijo...

Entretenida película, con un Cary Grant cambiando de registro, para interpretar un melodrama,al más puro estilo clásico.Una película, quizá poco recordada por el gran público, pero si teneis la oportunidad de verla, no lo dudeis, pués de seguro que os gustará. Gracias Moebius, por sacar a la luz pública,peliculas ya practicamente olvidadas. Saludos!!!
http://pablocine.blogia.com