viernes, 8 de agosto de 2008

JJOO Pekin '08



Malditos chinos, con la inauguración de los Juegos que se han marcado no sé como no estamos todos hablando mandarín y construyendo estatuas gigantes de Mao a golpe de látigo. Había momentos en que aquello parecía el Templo Maldito de Mola Ram. El duelo de medallas entre EUU y China promete ser atómico. Como en los viejos tiempos de la Guerra Fría.












2 comentarios:

Aitor Diaz Paredes dijo...

He estado viendo la ceremonia de inauguración... no sé si es porque nunca me ha atraído lo asiático tíos, pero creo que ha sido muy fría y aburrida... y ese colosalismo... no sé... muy frío todo.

M.I. dijo...

Esto se parece a aquella descripción que siempre dan los libros de Historia sobre Rusia. Un gigante con pies de barro, la llamaron. Y a mí me da la misma sensación con China. Tanto lujo, tanto lujo para enmascarar todas sus miserias.... ¡incomprensible!