sábado, 2 de agosto de 2008

Hot Rockin

Con videoclips como el de "Hot Rockin" y portadas (y títulos) como la de Point of Entry que albergaba la citada canción no sé como no caímos antes en la cuenta de que Rob Halford no era el típico macho rockstar. ¡Ah, pero esa inconfundible voz, cuánto placer nos ha dado! Con todos ustedes Judas Priest ejercitando sus cuerpos.

4 comentarios:

RAÚL dijo...

tampoco tomo yo mucho de estas tazas de té, pero créame que últimamente le estoy pillando el punto a las infusiones...
abriendo orejas, siempre.

Aitor Diaz Paredes dijo...

No sé dónde veis connotaciones gayers, sois unos malpensados... pero si hasta las duchas son individuales! Además, a quién no le gusta hacer gimnasia con sus amigos y sudar y sudar?

Nah, en serio, solo le falta llevar un pene de goma en la cabeza para que eso parezca una despedida de soltera, pero el metal no sería lo mismo sin Halford, eso es impepinable.

Neli dijo...

¿No lo era? :-)

Ejem... Los tiempos cambian pero hay estilos que no pasan de moda.

Besos.

mr chesnutt dijo...

Definitivamente, en el heavy metal había muchos ejecutivos "pop" infiltrados, empezando por los guionistas de los video clips... puedo entender la sexualidad de Rob, pero ¿las escenas del gimnasio?. Desde luego, la discografía de Judas lo aguantaba todo.