jueves, 10 de julio de 2008

Cuando los dinosaurios dominaban la Tierra (XVII)

Jeronimo

"Na Na Hey Hey" no es una canción de Bananarama, ni siquiera de Jeronimo, sino de unos tales Steam, pero le sirvió a los Jeronimo como segundo single y primer éxito en las listas europeas. La banda se había formando en 1969 en la parte occidental de la dividida Alemania, y ese mismo año habían grabado y publicado su primer sencillo, una canción de reminiscencias indias llamada "Heya".
La banda comienza a girar por Europa teloneando a grupos como Steppenwolf y Deep Purple, llegando a editar conjuntamente con la Creedence Clearwater Revival un LP titulado Spirit Orgaszmus.

Ese mismo año editan su primer álbum oficial, Cosmic Blues, en el que dejan fluir sus variadas influencias, desde el pop británico y la psicodelia californiana hasta reminiscencias de la música negra. A pesar de una producción irregular que da la sensación de que el disco se compone de diferentes grabaciones sueltas, Cosmic Blues es una primerizo de trabajo en el que la banda ofrece a partes iguales canciones primitivas de guitarras sucias y composiciones más complejas con melodías más trabajadas. Aparte de incluir los dos singles anteriormente citados destacan en el álbum "News", la contundente canción que abre el disco, ejemplo de los Jeronimo más garajeros; la entretenida "Hands"; la barroca "So Nice To Know", que recuerda en parte a grupos como Moody Blues; una caótica versión del "Let The Sunshine In" del musical Hair, o "Never Goin' Back", un estupendo tema que suena como si Eric Burdon cantara con unos primeros Beatles con John Fogerty en sus filas.

En 1971 publican su disco de culto por excelencia, el homónimo Jeronimo, donde su sonido deriva hacia parajes más propios del rock progresivo. "Shades", "End Of Our Time" o "Hagudila" (con largo solo de batería incluido) son una buena muestra de ello. La banda publicaría dos discos más, Save Our Souls y Time Ride antes de que el tiempo les engullera para siempre.

4 comentarios:

Milgrom dijo...

Ostía, tio! Gran banda, no tenía ni puta idea de su existencia y me han alegrado el día!!

BUDOKAN dijo...

Qué época maravillosa la que evocas. Por suerte tu blog es una casa en la que el rock clásico vive. Saludos!

Angus dijo...

Gracias por otro nuevo gran descubrimiento.
Joser, qué bien suena ese Never going back. ¿Por quó los grupo de ahora ya no suenan así?

Taratela dijo...

Que bueno! vivan los dinosaurios!