jueves, 8 de mayo de 2008

Starsky y Hutch

Estás últimas semanas llegar a casa por la tarde-noche está siendo bastante placentero, gracias a la televisión y a una serie que no pude ver en su momento, Starsky y Hutch. Allá en los 70 toda España (¡y seguramente todo el mundo!) quería un Ford Torino rojo como el de los protagonistas, así como en los 80 un pequeñajo como yo soñaba con tener algún día una furgoneta como la de El equipo A. Por lo visto no hay nada mejor para tener un vehículo cool que pintarle una raya en el costado.

La explotación mísera y vil que se está haciendo en Hollywood de superhéroes y series de televisión clásicas es un caso realmente sangrante. Al ver algún capítulo de Starsky y Hutch uno no deja de preguntarse de dónde salieron esos dos pazguatos interpretados por Ben Stiller y otro desgraciado. Porque el humor de la serie original puede que fuera simplón, pero más que un homenaje el remake cinematográfico parece una burla. Y no es que Stiller me caiga mal, pero desde luego el papel de Starsky le queda muy grande. Y comparar al otro tipo con el gran David Soul (¡eso sí que es un apellido! ¡Soul!) sería insultante.

Allá por los 70 el creador de series William Blinn se le ocurrió producir una serie de policías distinta. En vez de un único héroe pondría a dos, adaptando el concepto de buddy movie a la televisión. David Starsky sería un moreno experimentado, un donjuanesco policía de gustos sencillos como cervezas y pizzas, mientras que Kenneth Hutchinson ería un apuesto rubio cultivado y de gustos elegantes, quien sin embargo le tendrá un gran apego a su destartalado coche, mientras que Starsky será el dueño del "tomate rayado", el famoso Torino rojo. Sus diferencias y peculiaridades tendrían un gran potencial para elaborar tramas personales de toda índole mientras en cada capítulo se dedicaban a limpiar las calles de criminales. Amén del clásico superior gritón y regañador (que para variar un poco era negro) los dos policías contarían con la ayuda de un soplón callejero, Huggy Bear.

La búsqueda delos actores idóneos no fue fácil. Debían compenetrarse bien y no destacar demasiado uno por encima del otro. Para el papel de Hutch se pensó en David Soul, un experimentado actor de televisión. Para el papel de Starsky finalmente se escogió a Paul Michael Glaser, que había coincidido con David años antes. Ambos se llevaron bien y de hecho surgió entre ambos una gran amistad, algo que sin duda ayudó a la serie. Para el papel de Huggy Bear se escogió al carismático Antonio Fargas, un hombre hecho a la medida del personaje.
Y así fue como entre 1975 y 1979 los dos policías reinaron en las pantallas con el coche más preciado de su época mientras se peleaban y reconciliaban entre sí y se quitaban chicas el uno al otro. Además uno podía asistir a la evolución de sus personajes así como la del vestuario de David Soul, y poder elegir el mejor aspecto del rubio actor: ¿con bigote o sin bigote? Y en cuanto tenía ocasión el bueno de Soul daría rienda suelta a su pasión por el canto, puesto que paralelamente a su trabajo en televisión el actor se labró una carrera de crooner de música hawaina.


El "stryped tomato".

Durante la tercera temporada los problemas comenzaron a surgir cuando Glaser anunció su disposición a marcharse de la serie. Entre si se iba o se marchaba los guionistas se sacaron de la manga varios personajes con los que rellenar hueco que no estaban a la altura de las circunstancias. Por otro lado ante una corriente de moralina que atacaba la violencia en la televisión el lado romántico de los protagonistas fue tomando protagonismo. Como todo en esta vida, finalmente Starsky y Hutch llegó a su final, y ahi debería haber quedado la cosa, pero como todos sabemos para los productores de Hollywood no hay nada sagrado, ni siquiera el pobre Ford Torino rojo y blanco. ¡Y tienen suerte de que no les mente a la madre! Aunque si Soul y Glaser no tuvieron problema alguno en hacer un cameo en el engendro fílmico, ¿quién soy yo para arremeter contra el remake?

3 comentarios:

Fantomas dijo...

La serie era bastante entretenida....el remake en cambio, un verdadero bodrio. Es la costumbre del último tiempo: meterse con series o pelis clásicas y transformarlas en obras desechables....ojalá que esto pare en algún momento.

Saludos.

Anónimo dijo...

Starsky & Hutch la vi y vivi en directo era pequeña 12 años cuando la emitieron pero me enamoré de Starsky y hasta que finalizó la he seguido viendo, es la mejor serie policial que se ha hecho, crearon escuela a tal punto que Mel Gibson en Arma MLetal le ha copiado todo a Paul Michael Glaser, desde el andar, etc, etc, y que decir de las series posteriores...pero ahi se han quedado, NADA COMO LOS ORIGINALES.Marita

Facundo dijo...

Excelente articulo!!. Yo a esta serie la comenze a ver alrededor del 2005 a los 12 aproximadamente en Retro(que ahora es TCM Classic Hollywood creo). Los dos actores se pasaban como actuaban y su buen humor policiaco. Esta serie fue nominada a un globo de oro en 1977 a la mejor serie.
En cuanto a la remake estuvo buena, pero no se la puede comparar con la serie ya que los que interpretabann el Tv Show eran verdaderos profesionales.
La pelicula era una remake comica con tono de comedia policial setentosa de una gran serie de mediado de los 70's.
Me adhiero ala opinion de marita, gracias a su comentario me acabo de dar cuento a quien emulaba Mel Gibson en Lethal Weapon (Arma Letal).
Pero tambien estaba buena la tanda de peliculas de esta franquicia de la dupla Danny Glover y Mel Gibson (Glover and Mel).

Aqui les dejo a los interesados la primera temp y un video:

http://www.taringa.net/posts/tv-peliculas-series/3380391/Starsky-Eamp;-Hutch---Primera-Temporada-(1975-76).html



http://www.youtube.com/watch?v=XAtqDnFexzs