miércoles, 23 de abril de 2008

Mi primo Vinny (1992)

El otro día me lo estaba preguntando. ¿Qué habrá sido de Ralph Macchio? ¿Estará haciendo teatro en el off-Broadway? ¿Se habrá casado y se habrá retirado? ¿Vivirá entre cartones? Seguramente fue uno de los actores más inexpresivos de los 80, pero no cabe duda de que reinó por lo alto en aquella extraña década, entre patadas, volteretas y encerado de coches. Pero tras protagonizar Mi primo Vinny parece que se lo engullera el Hades.

Realmente el verdadero protagonista de la película es Joe Pesci, que hizo de su estrafalario personaje Vincent LaGuardia Gambini un pequeño hito del cine de aquellos días. Hasta tal punto debió encariñarse Pesci con el personaje que años después cuando se metió a hacer de crooner publicó un disco titulado Vincent LaGuardia Gambini Sings Just for You. Desde luego la sonoridad del nombre era espectacular.
¡Qué gran tipo Joe Pesci! Menuda máquina, junto a Bobby De Niro y Scorsese nos ha dado personajes realmente inolvidables, desde aquel atormentado hermano de LaMotta en Toro Salvaje hasta el salvaje Tommy Devito de Goodfellas. También era agradable verle como el peculiar testigo chatterbox en la saga de Arma Letal, y desde luego era también lo más destacable de las dos primeras Solo en casa. Pero junto a sus papeles de gángster violento mi favorito probablemente sea el del viejo Vincent LaGuardia.

Una lata de atún llevará al joven Gambini y su amigo, recién graduados que viajan en coche por los Estados Unidos, a una prisión del estado de Alabama, al considerárseles culpables de un atraco a mano armada y asesinato que ha tenido lugar en la misma tienda donde han parado a comprar el dichoso atún. Ante la imposibilidad de pagarse un abogado recurren al primo del joven Gambini, el impagable Vincent LaGuardia, un "espagueti" de Nueva York repleto de tópicos y de lo más dicharachero que acaba de sacarse el título de abogado.
Enfrente tendrá a un experimentado fiscal sureño y al estricto juez Haller, el tipo de juez que uno se imagina impartiendo justicia en la vieja Alabama. Evidentemente desde un principio el desparpajo de Vinny cochará de frente con la recia austeridad de Haller, dando lugar a varios diálogos realmente alucinógenos. Las acusaciones de desacato no pararán de llover sobre el pobre Vinny.
Entre los problemas de sueño de Vinny y su inexperiencia habrá que sumar a su bella novia peluquera y ex-mecánico que está deseando casarse y ayudar a Vinny en su caso, pero éste se hace el macho y le dice que no hace falta. De paso Vinny tendrá tiempo para solventar un pequeño problema con un matón del lugar al más puro estilo LaGuardia, que acabará con una espectacular golpe mezcla de salto y directo al mentón que no se veía desde los tiempos de Bud Spencer y Terence Hill. Mi primo Vinny es una más que entretenida película que satisfará por partes iguales tanto a los que gusten del género de juicios como a los admiradores del gran Pesci.

¿Recordáis la leyenda urbana (o no, ¡quién sabe!) que decía que Marisa Tomei no había ganado el Oscar a la mejor secundaria, sino que fue una equivocación de Jack Palance?. No sé que me parece más fascinante, si la historia en sí o que tuviera de protagonista al bueno de Palance (no dejen de ver al pobre Jack desesperándose en Gor 2. No es broma ni juego de palabras, ¡existe!). El caso es que la por entonces desconocida Marisa se hizo con el galardón, y aunque está muy bien en el papel de inteligentísima y a la vez algo macarra novia de Vinny no sé yo si era para tanto premio.
Y aparte del mencionado Pesci, es imprescindible rendir honores al gran Herman Munster (perdón, quise decir Fred Gwynne) que está impecable como el duro juez Haller. Lamentablemente fue su última aparación en la gran pantalla, pero se fue con un carismático papel como colofón a una intensa carrera. En unos meses hará 15 años que nos dejó, así que rendidle tributo visionando algún capítulo de Los Munster o contemplando sus enfrentamientos con Pesci en Mi primo Vinny.

3 comentarios:

Angus dijo...

¡¡Qué grade Joe Pesci!! (aunque sea bajito). Es capaz de helarte la sangre haciendo de mafioso, pero como diría Ray Liota: es un tipo gracioso.
Muy entretenida ésta peli. Una mezcla de comedia costumbrista, peli-de- juicio y policiaca que funciona muy bien.
Gran actor secundario 'Herman Mosnter'; creo que también salía en la peli de Cementerio de Animales.

banderas dijo...

Te ha quedado una entrada genial... y Joe Pesci es un tipo que, aunque encasillado en un tipo de papeles con poco recorrido (algo típico, por otra parte, en los USA, donde el físico y el nombre marcan totalmente), merece una mención especial, porque dota a sus personajes de una energía nerviosa que, al menos a mi, me atrapa. Puede hacer de mafioso o ladrón una y otra vez, pero siempre con matices: salvaje y despiadado, plasta cotorra, torpe y paleto... en fin, un tipo genial.

Por cierto, me sonaba tu "avatar" y ya sé de qué... de alguna de tus críticas de cine en muchocine. ¿Es un personaje de "Tron" no?

Saludos ;-)

Möbius el Crononauta dijo...

Angus: sí, el tamaño en este caso poco importa, Pesci es grande.

Banderas: Efectivamente, ando por Muchocine, y sí, es el malvado Zark de "Tron". ¡El gran David Warner! Totalmente de acuerdo respecto a Pesci, es un grandísimo actor.