martes, 15 de abril de 2008

Graham Central Station

Seguramente hoy en día no habría un Flea, ni funk metal, ni fusión, ni desde luego bajistas que maltraten sus cuerdas a base de slap sin la figura de Larry Graham, el bajista de manos enormes capaz de sacar ritmos diábolicos de cuatro simples cuerdas. Trabajó con colosos como Jackie Wilson o The Drifters antes de unirse a la genial y revolucionaria banda Sly & The Family Stone. Tras grabar un clásico tras otro deja el grupo en 1972 para emprender carrera en solitario. El resultado fue Graham Central Station, una poderosa banda de funk sudoroso que facturó un puñado de buenos discos en la segunda mitad de los 70. Como pequeña delicatessen os dejo un video con la poderosa "Pow".

5 comentarios:

Kpax dijo...

y el gran Jaco Pastorius...

Saludos

Möbius el Crononauta dijo...

Pastorius, extraño tipo, y bajista genial también, aunque quizás no tuviera tanta influencia en el devenir de la música funk.

Angus dijo...

Qué bueno, vaya bajo más potente... No conocía a Larry Graham, aunque si me sonaba Sly & The Family Stone.
¡¡Ah, no nos olvidemos de Primus!!

banderas dijo...

¡¡Muy bueno!! Coincido con Angus e lo de Sly... y con Kpax en lo de Pastorius. A mi es que me pone casi más un buen bajo de jazz... como el Mingus o Niels-Henning Ørsted Pedersen... por ejemplo ;-)

Möbius el Crononauta dijo...

Angus: genial y extraño grupo, desde luego.

Banderas: Evidentemente el jazz está plagado de músicos geniales; me viene a la memoria por ejemplo Marcus Miller, que podría ser una perfecta fusión entre funk y jazz. Aunque del jazz me quedo más que con los bajos eléctricos con el sonido del clásico contrabajo