lunes, 17 de marzo de 2008

Take Five

Madrugada. La ciudad parece ir durmiéndose. El hielo se diluye, poco a poco, sumergido en un fino escocés. Un pequeño sorbo despierta la garganta. Rebajo la luz, el clima debe ser el adecuado. Uno puede preparar la cena, las velas y los discos, pero ello no es óbice para que la chica finalmente se largue. El sexo puede ser un juego de dados. La música es un juego de póker con cartas marcadas y ases en la manga. Si está todo cuidadosamente preparado nada puede fallar. Un buen licor, una buena penumbra, un clima acogedor, y, por qué no, buena compañía, harán de la experiencia de escuchar unos cuantos discos de jazz un placer que va más allá de la propia música.

Curioso. Siempre pensé que "Take Five" se refería al número de toma de la grabación, pero simplemente refleja el tempo de la canción. "Take Five" fue el mayor éxito del Dave Brubeck Quartet, y en seguida se convirtió en un estándar versioneado por todo tipo de artistas, aunque lógicamente fueron los músicos de jazz quienes más se han acercado a la canción.
"Take Five" fue compuesta por Paul Desmond, el saxofonista del cuarteto. Su pasado como clarinetista parece dejarse intuir en la ya clásica melodía del saxofón, cuyo sonido recuerda en cierto modo a un clarinete. "Take Five" es una de esas canciones que se disfrutan mejor en las horas nocturnas. Ya lo dijo Kirk Douglas: In the dark, all sorts of things come alive.

2 comentarios:

Psicodeliazombie dijo...

Interesante la banda que comentas... no la conocia pero tal como la descrives me parece muy interesante... buscare algo de ellos...!!!

Möbius el Crononauta dijo...

Yo apenas sí he escuchado más allá de este hit, pero tiene pinta de ser a todas luces un combo interesante. Si los escuchas más a fondo no dejes de decirme tu opinión.

Saludos