martes, 22 de enero de 2008

Nazareth

¿Existen fans de Guns 'n' Roses ahí fuera? Triple salto mortal: ¿Le queda a Axl Rose algún fan? Digo esto porque tal vez estén interesados en descubrir una de las influencias básicas del histérico líder sleazy. Esa forma de rugir, esos agudos sucios, tienen un claro referente: la voz de los escoceses Nazareth. Si tienen algún amigo no demasiado ducho en estos grupos, hagan la prueba y pónganles "Razamanaz". Yo lo hice alguna vez allá por los 90 y los resultados eran sorprendentes.

Conviene dejar clara una cosa: estamos ante uno de los mejores grupos de hard rock de los 70. Dejando de lado la anecdótica relación entre las voces de ambos combos, Nazareth son un huracán, con un cantante de esos cuya voz es reconocible entre mil, y con unas canciones que son auténticos clásicos. Hoy en día nadie parece recordarles, ni parece que haya bandas que los citen en entrevistas, pero amigo, Nazareth son grandes. Tuvieron varios hits en aquella magnífica década, pero por alguna razón no consiguieron mantener el nivel de popularidad que otras bandas han tenido. Pero ahí siguen, dispuestos a patear culos cada noche.



Escocia en la transición de las décadas de 1950 y 1960 no se puede decir que rockeara demasiado. Alejadas del centro neurálgico que era Londres y con un circuito bastante pobre, si las bandas escocesas querían sobrevivir tenían que dedicarse a versionear los grandes éxitos de las listas británicas. Allá por 1961, en la pequeña ciudad de Dunfermline, unos cuantos chicos provinientes de bandas skiffle y demás estilos imperantes en la época formaron The Shadettes, una formación que como tantas otras tuvo que comenzar llevando la música popular del momento a las audiencias escocesas. Dos de aquellos chicos, el vocalista Dan McAfferty y el bajista Peter Agnew, conformaron el núcleo de los futuros Nazareth. Para cuando se decidieron a cambiar de nombre completaban la formación el batería Darrell Sweet y el guitarra Manny Charlton (su auténtico nombre era Manuel. ¡La Línea de la Concepción tiene el honor de haber visto nacer a un miembro de Nazareth!). Atrás tenían varios años de duro trabajo en el escenario y aprender nuevos hits cada semana. Con la lección aprendida, era la hora de Nazareth. La banda tomó su nombre del clásico de The Band "The Weight".
Cansados de ser un mojón en un lugar perdido del Imperio Británico hacia 1970 la banda decide trasladarse a Londres con apoyo financiero de padres y familiares y con esposas y familia detrás. Ciertamente, la vida en un pueblo escocés era diferente.
La jugada de moverse a Londres resulto efectiva y no tardan en obtener un contrato discográfico en A&M para grabar su disco de debut, Nazareth. La banda se muestra como un potente combo de boogie rock con raíces bluesy como demuestran los tres primeros cortes: "Witchdoctor Woman", "Dear John" y "Empty Arms, Empty Heart". En este primer disco la banda no se muestra formada del todo, y hay espacio para tiernas baladas de raíces americanas ("I Had A Dream" o "Country Girl") mientras que en otras canciones muestran influencias de los grandes grupos de la British Invansion como Beatles o Kinks. Una buena prueba es "The King Is Dead" o "Red Light Lady", que incluye orquestaciones y acompañamientos de cuerda. "Fat Man" queda como un extraño experimento pseudo-psicodélico que sorprende por un temprano uso del talk box. La única versión del disco es una irreconocible "Morning Dew". Aunque no resultó excesivamente popular en Gran Bretaña, el inesperado éxito del single "Morning Dew" en Francia y una buena acogida del álbum en Alemania permiten al grupo realizar su primera gira europea.
En 1972 la banda publica su segundo largo, Exercises. De forma bastante chocante, el boogie rock desapareció por completo en este disco. Exercises es un típico disco de una banda que todavía no está madura y no sabe lo que quiere. El sonido eléctrico se pierde casi por completo para abrazar las guitarras acústicas y los medios tiempos. Cuando uno escucha el grupo da la impresión de que el grupo buscó encajar en la escena de los Small Faces y otros grupos pop que gozaban del favor del público. Salvo un par de temas que recuerdan a unos primerizos Thin Lizzy (sobretodo por los ingredientes célticos) el segundo trabajo de los Nazareth resultó un golpe de ciego. Sin ser un mal disco ni mucho menos, cuando uno escucha el delicioso slide de Charlton y la rasgada voz bluesy de McAfferty en "Woke Up This Morning" uno se da cuenta de que era en ese proto-hard rock donde estaba el futuro de la banda.
Y una figura clave en la evolución de Nazareth que también consideró que la banda había nacido para rockear duro fue Roger Glover, bajista por entonces de los míticos Deep Purple. Glover se encargó de la producción del tercer trabajo de la banda, Razamanaz, y se encargó de encauzarles hacia un sonido mucho más eléctrico y duro, donde los músicos daban lo mejor de sí. Razamanaz es mi disco favorito del grupo, y significó la eclosión definitiva de Nazareth como grupo un de hard rock a tener en cuenta. Cuando un álbum se abre con un rayo eléctrico como es "Razamanaz" y escucha la desgarradora y aguda voz de Dan McAfferty, esos riffs entrecortados y esa frenética batería de Sweet uno sabe que se encuentra ante un clásico, repleto de guitarras afiladas como cuchillas, solos apabullantes y canciones cojonudas. Todo el disco es una maravilla de principio a fin. Desde la versión del inmortal Leon Russell y su "Alcatraz" pasando por la bluesy versión de Woody Guthrie "Vigilante Man", la adictiva "Bad Bad Boy", la oscura "Sold My Soul", o el que fue su mayor hit hasta entonces, la deliciosa "Broken Down Angel", y otras tantas estupendas canciones (incluyendo el "Woke Up This Morning" de su anterior disco), Razamanaz una obra tan sólida como el plomo. Y por si no ha quedado claro, es mi disco favorito de la banda.
En 1974 ve la luz el cuarto disco de Nazareth, Loud 'n' Proud. Y con Roger Glover de nuevo a los controles la cosa no podía fallar. "Go Down Fighting" abre el disco de manera impecable, como ya lo hiciera "Razamanaz" en el álbum anterior. "Not Faking It" y "Turn On Your Receiver" son otras dos buenas canciones de buen y viejo rock and roll. En "Teenage Nervous Breakdown" la banda revisiona a Little Feat a ritmo de máquina de vapor, algo parecido a lo que hacen con el "This Flight Tonight" de la cantante Joni Mitchell. Aunque para versión irreconocible la oscura adaptación que hacen de "The Ballad Of Hollis Brown" de Dylan. Personalmente Loud 'N' Proud quizás no sea un disco tan redondo como Razamanaz, pero era otro estupendo disco de buen hard rock, un paso firme en su ya imparable carrera.
Ese mismo año (sí, eran los tiempos en que una banda y una compañía de discos parecían capaces de editar más de un álbum en doce meses) Nazareth publican Rampant, quinto LP del grupo, y tercero con Roger Glover como productor. La banda se encuentra en estado de gracia, y abre de nuevo con una potente canción, "Silver Dollar Forger", cuyo riff inicial para una reinterpretación particular del "Raw Power" de los Stooges. Entre alguna que otra balada como "Love and Lost" o "Sunshine" los Nazareth muestran en este disco una sonido más americanizado que nunca. "Shangai'd In Shangai" podría pasar por un tema de los barbudos ZZ Top, y "Jet Lag" recuerda a cualquiera de los muchos grupos de southern rock que reinaban por aquella época. Al final del álbum el grupo se marca una cósmica versión del "Shapes Of Things" de los Yardbirds que fusionan con una composición propia, "Space Safari".
En 1975, tras un descanso para que McAfferty grabe su debut en solitario con la ayuda de Glover, la banda vuelve ya sin el de Deep Purple (el guitarra Manny Charlton le sustituyó) para grabar el que sería su disco por excelencia, el Hair Of The Dog. El tema homónimo que abre el álbum se convirtió en una de sus canciones más conocidas y en una barriobajera letra que convirtió a "Hair Of The Dog" en un perfecto ejemplo de canción a lo "no-se-te-ocurra-joderme". "Miss Misery" parece una pequeña incursión de la banda en el terreno de Black Sabbath, mientras que curiosamente "Changin' Times" tiene un riff muy Purpleliano cuando Glover ya no estaba de por medio. "Love Hurts", la preciosa versión que Nazareth hacen de los Everly Brothers con un McAfferty tocado por los ángeles se convirtió en el mayor éxito de la banda, entrando en los diez primeros puestos de las listas a ambos lados del Atlántico. El álbum se cierra con la experimental "Please Don't Judas Me", un largo tema de casi diez minutos.
A partir de 1976 la banda no llegaría a alcanzar las cotas de calidad de álbumes como Razamanaz o Hair Of The Dog, pero siguió facturando buenos discos de rock en los siguientes años. Ese mismo 1976 editan Close Enough For Rock And Roll, un álbum con buenos temas (con la excepción quizás de "Carry Out Feelings", un extraño pastiche de influencias reggae) que presentaba sin embargo un sonido más relajado y accesible, y Play 'N' The Game, que continuaba el acercamiento de la banda al incipiente sonido AOR pero que seguía conteniendo estupendos temas de hard rock como "Born To Love" o "Somebody To Roll". En el disco también encontramos otra extraña revisión de un grupo ajeno; en esta ocasión les toca a los Beach Boys y su "Wild Honey".
Fuera por la explosión punk o porque la banda dejara de tomarse ácidos, en 1977 Nazareth deciden cortar por lo sano con el sonido "adulto" y los experimentos extraños y vuelven al terreno que mejor conocen: el buen hard rock de toda la vida. Expect No Mercy nos trae de nuevo los grandes riffs y al McAfferty más chillón en cortes como "Gone Dead Train" o "Gimme What's Mine". El talk box de los tiempos de "Hair Of The Dog" regresa en la canción "Kentucky Fried Blues". Y eso no era todo.
En 1978 la banda se decide a emular a los Thin Lizzy e incorporan a un segundo guitarra, Zal Cleminson. No Mean City es pues otro buen álbum en la tradición de estos escoceses pero con el poder añadido de una segunda guitarra lo que les permite jugar con las guitarras dobladas y añadir algo de la contundencia perdida al sonido del grupo.
Nazareth entraban en la década de los 80 con buen pie: aunque en Malice In Wonderland retornaban al sonido más AOR de discos como Close Enough For Rock And Roll, de alguna manera lograban un mejor equilibrio entre su característica garra rockera y un sonido más melódico, aunque en algunos cortes se notaba que la típica producción 80's estaba a la vuelta de la esquina. Esa buena mezcla de pop y rock tal vez se debiera a la producción de Jeff "Skunk" Baxter, el bigotudo guitarrista de Steely Dan, una banda que supo combinar un sonido accesible con unos buenos riffs de guitarra.
Para la grabación del siguiente trabajo de la banda, The Fool Circle, Nazareth retornaron al formato de cuarteto. El guitarra Zal Cleminson había dejado la banda, y su banda se escuchó por última vez en la grabación de directo del tema "Cocaine", el clásico de J.J. Cale que Clapton hiciera famoso. The Fool Circle supuso el primer tropiezo serio de la banda. Si hasta entonces habían jugado con el sonido AOR y las canciones melódicas sin problemas, en este disco las canciones suenan flojas, sin casi pasión. Da la impresión de que de pronto el grupo hubiera acusado la marcha de Cleminson. The Fool Circle tiene alguna buena canción, como "Victoria" o "Dressed To Kill", y la espléndida voz de Dan McAfferty seguía allí, pero a las flojas composiciones había que añadir uno de los grandes cánceres que sufrieron la práctica totalidad de grupos de los 70 en aquella época: la producción. Una batería blanda como el chicle, las guitarras casi desaparecidas, un piano con sonido Casio... lamentable. Aun así uno tiene la sensación de que con un mejor sonido The Fool Circle podría haberse salvado del desastre.



Imagino que la propia banda fue consciente del fiasco que tenían entre manos, con lo que se decidieron a reclutar a un joven guitarrista, Billy Rankin, y al que había sido teclista de Spirit, John Locke. Para despejar cualquier duda Nazareth graban por entonces su primer doble álbum en directo, Snaz. En el disco no sólo demuestran que no estaban acabados sino que sobre un escenario se encontraban en plena forma, haciendo sonar sus viejos clásicos como "Razamanaz", "This Flight Tonight" o "Hair Of the Dog" tan bien o incluso mejor que en sus mejores discos.
En 1982 editan 2xS, un buen disco que hace olvidar al flojo The Fool Circle. Aún conservando ese sonido AOR que hizo mella en tantas bandas clásicas por aquellos años, gran parte de las canciones de 2xS suenan lo bastante poderosas para satisfacer a cualquier fan de los Nazareth. De hecho me atrevería a decir que la voz de McAfferty suena más guarra que nunca. Tras este disco Nazareth se despiden de su compañía de toda la vida, A&M, y fichan por la MCA.
Entre 1983 y 1984 la banda graba dos nuevos álbumes, Sound Elixir y The Catch. Los días de gloria de la banda quedan lejos, y en sus discos las descargas de rock son cada vez más escasas. John Locke deja la banda antes de grabar Sound Elixir, y el guitarra Billy Rankin no tardaría en abandonar el barco algún tiempo después. Nazareth volvían a ser un cuarteto. El grupo era capaz todavía de componer algún buen tema, pero por lo general las canciones con nefasto sonido 80's era lo que dominaba. En 1986 la banda continúa su descenso en picado con Cinema, un disco realmente flojo. La característica voz cazallosa de McAfferty sigue ahí, pero salvo algún tema como "Other Side Of You" en Cinema casi no queda nada de aquellos poderosos Nazareth del pasado. Para entonces el grupo (que había grabado un único disco en la MCA, Sound Elixir) se encuentra con problemas para encontrar una compañía de discos. Mientras grupos como Guns 'n' Roses, que habían sido influidos por bandas como los propios Nazareth, reinaban en los charts, las huestes de McAfferty se encontraban en su nivel de popularidad más bajo.
Lo último que necesitaba la banda era un disco como Snakes And Ladders, un pastiche de producción discotequera horrorosa indigno de alguien como ellos. El disco se editó en Europa a través del sello Vertigo pero en Inglaterra ni siquiera fue publicado. Ante el despropósito del álbum y la falta de apoyo de las compañías las tensiones comenzaron a hacer mella en el grupo. Tras un tour por Rusia (supongo que era el último lugar dónde aún le quedaban fans a la banda) Manny Charlton abandona la banda. El resto del grupo decidió continuar readmitiendo a Billy Rankin en las filas de la banda.
Con el auge del grunge y la nueva popularidad del rock Nazareth regresaban en 1991 con No Jive, un correcto disco de rock que servía para traer de nuevo a unos Nazareth con ganas de rockear. Aun así, la banda aún arrastraba parte de ese horripilante sonido 80's que casi había acabado con el grupo. Necesitaban un disco contudente y rockero que demostrara a sus fans que Nazareth habían vuelto para quedarse. Tras un recopilatorio, en 1995 la banda demuestra que va en buen camino con el álbum más solido en mucho tiempo, Move Me. Rankin había dejado la banda, pero McAfferty y Peter Agnew encontraron un más que sólido substituto en el guitarrista Jimmy Murrison. Pero fue en 1998, con Boogaloo, cuando la banda demostró que los malos tiempos habían quedado atrás. Y fue justo entonces cuando en 1999, durante una gira, la banda perdió a Darrell Sweet. Un ataque al corazón se lo llevó de este mundo para siempre.
A pesar del golpe una vez más el grupo salió adelante. Con sólo dos miembros originales Nazareth reclutaron al hijo de Agnew para que tocara la batería y continuaron lanzando discos, girando y tocando. Sus días de gloria quedan lejos, pero estoy seguro que en directo siguen sonando poderosos y la voz de McAfferty sigue rasgando el aire como sólo él (y su díscipulo Axl Rose) puede hacer. I pulled into Nazareth...

12 comentarios:

Milgrom dijo...

Now you're messin' with a son of bitch, Enormeess Long Live Nazareth!!!

BELMAR dijo...

muy bueno el video...

perem1 dijo...

Hola. Buenas.

Vaya.... Nazareth!!!! me ha sorprendido ver la entrada, creía que era de los pocos que creen que esta banda es merecedora de una mayor atención.

Siempre he tenido una especial predilección por dos temas del grupo. Uno es "Telegram", la parte central con el solo de guitarra me parece absolutamente grandiosa, y luego "Love hurts", un tema imprescindible.

Un saludo.

Tío Marvin dijo...

Cojonudos los Nazareth, otra recomendación acertada

Noemí Pastor dijo...

Hombre, Moebius, yo fan, fan, lo que se dice fan loca no he sido nunca. Simpatizante, sí.

Noemí Pastor dijo...

Oye, que se me olvidaba decirte que me gusta lo de la tele como amante secreta o pasión inconfesable.

DELIRIUMTREMENDS dijo...

SON BESTIALESSSSSSSSSS¡¡¡ A mi me gustan mas que los otros... los otros eran molones, pero tenían demasiada carga comercial, ya sabes... producto deshechable, por lo menos para mi.
Gracias, me apunto a estos ya, en cuanto tenga tiempo me oigo algo mas..
Un beso¡

Möbius el Crononauta dijo...

Milgrom: yeah!!

Belmar: me alegro que te haya gustado, y bienvenido.

Perem1: Nazareth debería enseñarse en las escuelas. "Love Hurts" es tan bella que duele, como el amor.

Marvin: thanx, man.

Noemí: ¿te refieres a los Guns o a Nazareth? Ah, la TV. Es bueno saber que tenemos algo común, tu, yo y el gran Homer.

Delirium: ¿Los Guns comerciales? ¡no creo!

DELIRIUMTREMENDS dijo...

Joder, a mi sí que me parecían un producto comercial, listo para vender. Baladas típicas, cantante guapo y polémico, canciones buenas, sí, algunas muy buenas, pero no el heavy ese puro que vendían, que no les quito mérito alguno, pero vamos, que la guitarra del directo de los Kinks del principio, en You really got me, es mucho mas heavy para mi gusto, que cualquier canción de ellos... y eso que You really got me no es una canción heavy, es sólo rock puro.
Un besazo, oye, que a mi me encanta tu blog, pero es que los Guns and Roses, Sweet child of mine, creo recordar se llamaba mi canción favorita, me parecen un poco suaves para la definición que tengo yo del heavy...
Perdona.. que aquí habla una analfabeta, eh, tu... ni caso. Son opiniones, nada mas...
Un besazo¡
Delirium

Möbius el Crononauta dijo...

¡Pero hombre! Claro que son opiniones. Estoy de acuerdo, "You Really Got Me" es tan cruda y salvaje como cualquier canción de los Guns, pero aunque consiguieran el éxito con "Sweet Child O' Mine" no creo que eso los convierta en un grupo comercial. Para cuando los Illusions se habían estandarizado, sí, pero allá por 1987 no creo que una aberración como el "Appetite" fuera algo comercial. Ya sabes, esta discusión es tan vieja como el propio grupo, y seguro que podríamos estar así horas y horas.

Besos, y gracias por tus palabras!

DELIRIUMTREMENDS dijo...

Lo mejor es que cada uno tenga sus opiniones y sea fiel a uno mismo, que luego la peña leé algo.. y encera y encera... y eso tpoco es. A mi me mola así, cada uno, lo que le dé la gana, y punto.
Ale, un besazo que voy a comerrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr¡¡¡¡¡¡
Do it again, de los Kinks, también empieza brutal.... Y el video es buenísimo..... ayyyyyyy, hablan de reunirse de nuevo y ver si sale algo... pero Ray y Dave se llevan a matar, no los veremos juntos, creo....

Angus dijo...

¡Hostia que caña! Los conocía sólo de nombre, pero estoy escuchando cosas en el YouTube y flipan!!