miércoles, 9 de enero de 2008

El protegido (2000)


Creo recordar que era en Ocean's Twelve donde Bruce Willis, interpretándose a sí mismo, bromeaba con el hecho de que todo el mundo parecía haber adivinado el final de El sexto sentido. "Si todo el mundo lo sabía," -se pregunta Willis- "¿cómo es que recaudó tanto?" Y en mi caso yo me pregunto qué diferencia hay entre saber ya el final (una vez ya se ha visto el film) o no para apreciar una gran película como es El sexto sentido. Es como si dejara de ver combates de Cassius Clay o partidos de Maradona porque ya sé el resultado. Amigos, a veces el arte puede llegar a trascender los propios hechos narrados.

M. Night Shyamalan, aparte de tener un nombre un tanto impronunciable, parece provocar grandes debates que otros directores actuales no provocan. Gustos aparte, yo creo que se le debe cierto reconocimiento a alguien cuya técnica cinematográfica es realmente admirable, sobretodo para un realizador inmerso en una generación de talentos desperdiciados y de una industria voraz. Shyamalan es como un grupo de rock actual, de esos que todo el mundo sabe que no cambiarán la música ni serán nunca unos Rolling Stones, pero que da placer escuchar por la calidad de sus canciones y por sus influencias de buen gusto. Alfred Hitchcock suele ser la referencia más obvia del director de origen hindú, ante la furia de algunos acérrimos del orondo británico. Obviamente hablamos de un maestro y sacar su nombre a colación no implica equipararle con el gran maestro, pero si creo que podré afirmar que Shyamalan ha aprendido bien la lección. Bien, toda esta diatriba viene a que quería reivindicar un poco la figura de un director al que tengo en buena estima. Hablemos de la película.


¡No me la toco en la sección japonesa!

Tras el enorme éxito de El sexto sentido Shyamalan contó de nuevo con su amiguete Bruce Willis para filmar un pequeño homenaje al mundo del cómic, especialmente a esos superhéroes enfundados en mallas de colores que se pasan la vida defendiendo a los pobres terrícolas de sí mismos y de otras amenazas externas. Con gran acierto Shyamalan convirtió a su superhéroe en un "currifichante" que diría Montgomery Burns, en un Clark Kent obrero que desconoce su don. Un especialista en cómics y marchante del arte de la viñeta que sufre una extraña enfermedad ósea se encargará de guiar a David Dunn (clásico nombre aliterativo) en un proceso que le llevará a descubrirse a sí mismo y el por qué de su existencia. Por supuesto, estén atentos a las sorpresas "Made In Shyamalan".

El inicio de la película con el pequeño Elijah llorando sin parar ya resulta impactante, con ese médico atónito diagnosticando algo terrible. Para comprender el camino que ha llevado a Elijah a ser quién se recurrirá a un flashback especialmente revelador, de la misma forma que para comprender la verdad de David Dunn tendremos otro retroceso temporal hasta un hecho que marcó para siempre la carrera y la vida del vigilante de seguridad Dunn. Pero antes, mientras avanzan los créditos, vemos a un ensimismado Bruce Willis en un tren. Cuando ve que una bella joven va a sentarse a su lado la cámara sigue su mano y vemos que se quita una alianza. ¡Alarma! Su matrimonio hace aguas. Sin embargo, el cachondo calvito no logrará su objetivo, pero para entonces hemos asistido a una escena con unos encuadres y unos movimientos de cámara que me encantan. Al bueno de Hitch seguramente no le habrían entusiasmado, pero ese estilo a medio camino entre el clasicismo y la cámara de videoclip me cautiva una y otra vez.
En El protegido M. Night Shyamalan juega mucho con los ángulos y multi-ángulos de la cámara, más si cabe que en El sexto sentido. Me viene a la memoria la escena en el centro comercial o la huida de Elijah que le lleva a descalabrarse por las escaleras. Se agradece que los cambios de ángulo no sean una rápida sucesión de planos que le dejan a uno anodado y sin haberse enterado de nada. Shyamalan tiene un "sexto sentido" para colocar la cámara que no puedo dejar de agradecer.
Aunque en posteriores visionados hay escenas que obviamente pierden su impacto inicial, la lucha en la piscina me sigue haciendo erizar el bello, como si yo mismo me estuviera ahogando. Por otro lado, cuando vuelvo a ver Dunn y su hijo aumentado el peso de las barras con las que se entrena el vigilante, el impacto es menor, pero todavía recuerdo que la primera vez me entusiasmé casi tanto como el propio chaval de Willis.
Como apuntes en el reparto, amén del propio Willis, y del inevitable cameo de Shyamalan, destacar a Samuel L. Jackson como Elijah el apasionado de los superhéroes y a la bella princesa Robin Wright Penn como la mujer de Willis. Obviamente, si hay un superhéroe hay un villano, pero de él mejor no hablo.
El protegido es no sólo una buena película y un alarde de Shyamalan, sino que además es un bonito y particular homenaje a todas esas páginas repletas de héroes y villanos en constante pugna por la salvación o dominación de éste, nuestro pequeño planeta azul.

9 comentarios:

Noemí Pastor dijo...

Sí, Moebius, era en Ocean's Twelve. Quizás lo más simpático de la película.
La prueba del algodón de un film es precisamente si se sostiene una vez revelado el "misterio".

estanli cuvric dijo...

Me declaro fanático irredento del sr. Shyamalan. En muchas ocasiones me he visto envuelto en discusiones en las que he de enarbolar el papel de defensor del director, sobre todo cuando se habla de Señales y La Joven del Agua, peliculones no aptos para mentes cuadriculadas.

Y es que el indio -además de todo lo que usted comenta- señor Moebius, tiene para mi un aura tremenda de "auteur" independiente que ni doscientos Pedros Almodóvares juntos.

Y sí, probablemente El protegido sea su mejor película.

Angus dijo...

Muy buena peli, si señoer. Admite más "revisiones" que el Sexto Sentido.
Por cierto, El Bosque me pareció un timoooooooo y decidí no ver La Joven del Agua por si acaso.

Akeru dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con estanli, las peliculas del señor Shyamalan no son para mentes cuadriculadas... y lo que está claro es que sabe mucho mas de lo que cuenta... ¿qué sabe sobre qué? no seré yo quien lo diga... mirad entre lineas y si conoceis un poco el mundo oculto, sabreis de que hablo...

Anónimo dijo...

Alberto Q.

www.lacoctelera.com/traslaspuertas

'El protegido' es lo mejor que hizo Shymalayan. Me encantan su historia y sus diálogos: "Me llamaban don cristal..."

Gran post. Enhorabuena!!!

Saludos

Noemí Pastor dijo...

Es verdad, "El Bosque" no pasaba la prueba del algodón.

perem1 dijo...

Aunque es una buena película ya dejaba en evidencia que por mucho que lo intente el Sr. Shyamalan, según mi opinión claro esta, no sera capaz de superar los niveles de calidad de su primera película. Es una cosa que suele pasar, no sera el primero ni el ultimo, pero por favor que se esmere un poco más, "The Village" en algunos momentos cruzaba la línea de la ridiculez, y aunque en "La Joven del Agua" mejorase, tampoco es para tirar cohetes.

Un Saludo.

Ramón Ramos dijo...

El Protegido es mi favorita de Shyamalan, por encima de El sexto sentido. Una película de superheroes diferente al resto: ritmo pausado en vez de trepidante, colores apagados y discretos en vez de coloristas y llamativos. Una gran película.
Saludos,

marcbranches dijo...

"El protegido" es, quizás, la mejor película de superhéroes de la historia. Como dice Ramón, cambia las tonalidades pero no el subtexto; tan es así, que el espectador no avezado ni se imagina que es una versión dramática de cualquier cómic de pijameros. Por otro lado, discrepo de los palos hacia "The village", que me parece superior a "Señales", incluso a pesar del discutido final. "La joven del agua" fue víctima de una campaña de marketing absolutamente equivocada, nacida del estereotipo "Shyamalan=suspense=final sorpresa", pero es un cuento bienintencionado la mar de aprovechable, mil veces mejor que cualquier Narnia... Saludos.