martes, 15 de enero de 2008

Cuando los dinosaurios dominaban la Tierra (XV)


Socrates Drank The Conium


Tal vez pueda parecer increíble, ¡pero el Partenón rockea! Si ya era impactante descubrir que el señor Demis Roussos tenía un pasado rockero junto al flipado de Vangelis, llenarse los sentidos de esta banda griega que les presento resulta casi inaudito. Allá por los 70 en Grecia había buen rock, y al igual que en España lo más contudente parece que se encontraba en las bandas imbuídas de hard rock y rock progresivo. No es que estemos hablando de un conjunto a la altura de un Jeff Beck Group por ejemplo, pero estos griegos tenían la lección bien aprendida y gracias a Dios parece que sus mejores discos se han reeditado con un sonido mejor al original. En eso parece que han tenido más suerte que Aphrodite's Child.

A finales de los 60, en la Grecia del régimen militar, un virtuoso de las seis cuerdas, Yannis Spathas, y el bajista Antonis Tourkoyorgis, trataban de llevar adelante su pasión por la música del diablo tocando en los pocos clubs que había por la época, siempre cambiando de un batería a otro. Influenciados por los grandes de la época (Hendrix, Cream, Blue Cheer, blues eléctrico) los dos músicos, siempre en formato trío, cautivaban a un público fiel con sus incendiarias versiones de Jimi Hendrix y otros grandes. Tras grabar uno de sus directos en su club habitual, el Kittaro, Socrates (como también se les conoce) entran en el estudo para grabar su debut, llamado como el grupo. Con Tourkoyorgis a la voz y el hendrixiano estilo de Spathas, la banda suena en ese primer disco como un cruce entre las melodías de Cream y la contudencia eléctrica de la Hendrix Experience. Sin llegar a tener un estilo definido del todo (hay canciones como "Live In The Country" que podría haber facturado cualquier grupo de San Francisco) la banda fue capaz de grabar un buen primer disco, entre las que destacan la ya citada "Live In The Country", "Blind Illusion" o "Starvation". Aunque probablemente más que las propias canciones la gran baza de Socrates es la guitarra de Spathas, que demuestra una soltura envidiable y es capaz de solear como podría hacerlo cualquier guitar hero anglosajón.

Tras grabar Taste The Conium, un segundo disco que no he podido conseguir (ya se sabe, estos grupos perdidos en el tiempo no tienen un material muy accesible), en 1973 la banda incorpora a un segundo guitarrista y se sacan de debajo del brazo On The Wings, un álbum que es pura energía rockera. Con guitarras dobladas a la altura de unos Wishbone Ash, la artillería abre fuego con "Who Is To Blame", con dos guitarras ejecutando un riff gaélico que quita el hipo. "Distruction" recuerda a los Black Sabbath experimentales del Vol. 4, mientras que con "Naked Trees" la banda demuestra que también se sabe manejar en los medios tiempos. En temas como "This Is The Rats" y "Lovesick Kid's Blues" Socrates hacen gala de sus influencias más negras tocando un blues rock à là Rory Gallagher, osea, eléctrico y contudente. Resumiendo, On The Wings es un disco a rescatar. A partir de 1974 y con la entrada de Vangelis como productor Socrates Drank The Conium fueron derivando hacia el rock progresivo, con sonido de teclados y alargamiento del minutaje. Pero para los seguidores del rock más directo y de las buenas guitarras setenteras, los tres primeros discos de Socrates seguro que les pueden resultar interesantes. Y en esto que digo no hay nada de ironía (socrática, se entiende).

4 comentarios:

Milgrom dijo...

What a discovery!! Si hace poco descubri a Vangelis y Demis Roussos rockeando duro, ahora redescubro Grecia de nuevo!!!Joder!

raskolnikoff dijo...

!Joder, una mezcla de Anton Karas y Jimi Hendrix!
Esto promete, gracias por la sugerencia,

Kris dijo...

¡¡FELIZ FELIZ CUMPLEAÑOS!!

otro año más y no me olvido...¿has visto que guay soy? jejeje

Möbius el Crononauta dijo...

hay que ver kris, lo insondable de tu memoria me aterra.

Milgrom y raskolnikoff, ¡de nada! Espero lo disfrutéis como si fuerais un Zorba cualquiera