miércoles, 30 de enero de 2008

Back On The Streets


Gary Moore solía ser una bestia parda de las seis cuerdes hasta que optó por dedicarse al blues y las experimentaciones y organizar tributos a Thin Lizzy donde tenía más protagonismo él que el pobre Phil Lynott. Atrás dejaba una muy interesante carrera en el hard rock plagada de grandes discos y canciones potentes. Cuando quería este hombre le podía volar a uno la cabeza con sus solos. Hoy en día no parece que haya muchos fans de Moore ahí fuera, pero personalmente adoro sus momentos más salvajes y su labor como miembro de los Lizzy en el excelente disco Black Rose.

Fue precisamente por aquella época cuando Gary Moore, a cambio de colaborar con Thin Lizzy, consiguió la ayuda de parte de la banda para grabar el que sería su segundo disco en solitario (cinco años después de debutar con su Gary Moore Band). Phil Lynott, Brian Downey, Don Airey y otros músicos colaboraron así en ese casi nuevo debut del guitarrista. De hecho Lynott firma tres de los ocho temas del disco y canta en al menos dos de ellos. Back On The Streets casi podría considerarse un disco de Thin Lizzy.

El disco abre con "Back On The Streets", un pedazo de dinamita rockera tan espectacular que aunque el resto del disco hubiera sido un concierto de pedos merece la compra del disco. Sencillamente una canción pantagruélica. "Don't Believe A Word" es una revisión del clásico de los Lizzy, rebajada de tiempo y donde Moore y Lynott comparten tareas vocales. "Fanatical Fascists", composición de Lynott, es otro buen tema de hard rock que podría haber formado parte del Thunder and Lightning o el mismo Black Rose. "Flight Of The Snow Moose" es uno de los varios temas instrumentales diseñados para lucimiento de la guitarra de Moore. La canción comienza con inquietantes fade in de sonidos de violines y cuerdas mientras el guitarrista interpreta con su guitarra un pequeño solo con sonido de guitarra flamenca. Tras esa extraña intro la canción se adentra en terrenos de jazz-rock, dando oportunidad al bueno de Gary de solear a placer durante cinco minutos.
"Hurricane" es otro tema instrumental donde Gary Moore se explaya con sus solos de virtuoso. En el Surfing With The Alien de Satriani no habría desencajado. "Song For Donna" es un tema lento que podría haber firmado perfectamente Stevie Wonder. "What Would You Rather Bee Or A Wasp" es tercer y último instrumental, muy en la onda de Jeff Beck. Sus ritmos funky y ese poderoso riff inicial seguramente la convierten en la mejor de las tres. "Parisienne Walkways" es una balada cuya intro de guitarra ha pasado a los anales de la historia. Más de uno y más de dos seguro que lo habéis escuchado alguna vez. Un precioso tema que la voz (¡esa voz!) de Phil Lynott lleva a cotas de melancolía pocas veces oídas por el ser humano.
Back On The Streets es uno de esos discos que cualquier fan de Thin Lizzy o de las guitarras del hard rock debieran tener.


Gary Moore (o los Thin Lizzy del Black Rose) rockeando duro. ¡Brutal!

2 comentarios:

Stargazer dijo...

Totalmente de acuerdo,Gary Moore era un astro cuantro hacía hard rock,un álbum de blues estba bien,pero tirar por la borda todos sus años de esplendor,fue el error mas grave que cometió

Möbius el Crononauta dijo...

Efectivamente, no necesitaba ese giro para ser respetado.

Bienvenido y gracias por comentar. Saludos