lunes, 12 de noviembre de 2007

Urge Overkill

Antes de la explosión alternativa en 1992, había un grupo en Chicago amantes de Cheap Trick que fusionaban power pop y rock guarro, aunque en sus primeras grabaciones el punk distorsionado y aullante era su marca de fábrica. Su primer LP, Jesus Urge Superstar, tenía un sonido muy parecido al debut de Nirvana, aunque algo con voces más melodiosas. No es de extrañar pues que su siguiente trabajo fuera producido por Butch Vig, junto a Jack Endino uno de los productores estrella de la era alternativa. Sin embargo, algo fue mal. Lo tenían todo para triunfar en la era del grunge, pero su éxito se vio reducido a un single que además era una versión. ¿Qué falló?


Nash Kato y Eddie "King" Roeser eran dos chavales que se conocieron en la universidad, en Chicago, y dados sus gustos y esas cosas que suelen darse entre la gente que forma una banda, pues eso, cogieron sus instrumentos y se pusieron a tocar.
El tercer elemento clave, Blackie Onassis, llegó para el tercer disco, The Supersonic Storybook. Un sonido más funky y cálido se estaba abriendo paso, la distorsión salvaje comenzaba a quedar atrás. Urge Overkill habían encontrado su sonido.
En 1992 editan el EP Stull, que contenía el que iba a ser su mayor éxito, "Girl, You'll Be A Woman Soon", una versión de Neil Diamond. Estaba claro que la evolución del grupo les llevaba cada vez a cotas más altas. Un año después llegó lo bueno. Saturation, su nuevo disco, sonaba distinto, con una mejor producción, mejores melodías, y grandes riffs con una distorsión mejor entendida. Sin duda tenían puntos en común con Redd Kross, aunque los de Chicago sonaban más duros. "Sister Havana", "Tequila Sundae", "The Stalker"... los temas redondos y la elegancia de Kato al cantar comenzaban a despuntar. Su imagen también se convirtió en parte del encanto de la banda. Elegancia, ropas glamurosas al estilo 70's, collares, gafas de sol... ¡en plena era grunge una imagen así era realmente alternativa!
Mientras preparaban su siguiente álbum, Quentin Tarantino estrenaba su mejor trabajo, Pulp Fiction, y "Girl, You'll Be A Woman Soon" se convirtió en un gran éxito. Con su mejor disco a punto de salir a la calle, Urge Overkill lo tenían todo para triunfar. Exit The Dragon era su disco más completo, aunque también más oscuro, pero tenía grandes temas como "Jaywalkin" o "Somebody Else's Body". Sin embargo, el éxito nunca llegó. Tras una gira problemática y crecientes tensiones en el grupo, la banda se tomó un descanso. A finales de 1996 Roeser dejaba la banda. Aunque trataron de seguir adelante, la historia de Urge Overkill llegaba a su fin.
Años después, cuando las carreras de Kato y Roeser parecían haberse estancado, la banda se reunió. Fue entonces cuando pude verles sobre un escenario. Kato conservaba su glamour intacto, y Roeser seguía teniendo afiladas sus seis cuerdas. Pero hay grupos que nacen malditos, y lamentablemente Urge Overkill fue uno de ellos.

4 comentarios:

Aura dijo...

Igualmente ese tema será siempre un mito dentro del sentimentalismo colectivo. Yo no puedo evitar mover el flequillo como una loca cuando lo escucho :)

sr Miyagi dijo...

Pues sí que debe ser un grupo maldito, yo había oído mil veces el nombre pero nunca había escuchado al grupo. ¡Ahora ya sí!

Milgrom dijo...

Lástima que su aparición en Pulp Fiction no sirviera para que la gente profundizara en su discografía estupenda.

BUDOKAN dijo...

Me gustan tus posteos sobre música porque te refieres a cosas que pocos hacen y siempre es bueno para descubrir o aprender en materia de sonidos, Saludos!