viernes, 9 de noviembre de 2007

O Brother! (2000)



A este paso voy a acabar comentando toda la filmografía de los hermanos Coen (bueno, casi toda, sus dos últimos films aún no los he visto), pero es que pocos cineastas hoy en día han desarrollado una carrera tan interesante y de tanta calidad en los últimos años. Además, su nombre en los créditos ya es sinónimo de garantía, y eso no abunda en estos tiempos.
Y sin embargo, O brother! es, en mi opinión, su película más floja (a falta de visionar, como ya he dicho, Crueldad intolerable y su revisión de The Ladykillers). Pero, y es éste un pero importante, estamos hablando de Joel y Ethan Coen, y decir que O brother! es su película más floja es decir que estamos hablando de una cinta por encima de la media. Y es que estoy convencido de que los dos hermanos son incapaces de rodar un mal film.
O brother! es la particular visión de los dos cineastas sobre La Odisea de Homero, el padre de la cultura occidental. Situada en la Norteamérica de los años 30, con la Gran Depresión azotando el país, un presidiario culto y amante de los geles para el pelo llamado Everett Ulysses McGill se evadirá de la prisión encadenado junto a dos palurdos, Delmar y Pete. En su regreso a casa, ayudado por sus dos compañeros a quienes ha prometido un tesoro, Everett se encontrará con toda suerte de personajes y situaciones que recuerdan a pasajes de La Odisea.
Las referencias son más de las que seguramente haya podido percibir, pero por ejemplo tenemos a Everett riéndose del bautismo de Delmer y Pete, provocando así a los dioses como hiciera el propio Ulises con Poseidón; al cíclope Polifemo en forma de vendedor tuerto, interpretado por el indispensable John Goodman, que acaba con una tea ardiendo cayendo sobre su rostro (cuando ya todos pensábamos que iba a ser atravesado por el palo de la bandera: típica broma de los Coen). También tenemos al ciego que los tres fugitivos encuentra en la via del tren, que ejerce la función del profeta Tiresias. Más referencias: uno de los compañeros de Everett, Pete, convertido en un animal; también tenemos a sirenas que seducen a través de sus cantos, y cuando por fin Everett regresa a casa, descubre que su esposa está a punto de casarse con otro hombre. Como véis, los detalles son muchos, y seguramente habrá muchos otros.
Otro punto interesante del film es la panorámica que nos ofrecen de la América profunda de aquellos años: gobernadores y caciques que tenían más de empresarios que de políticos, linchamientos racistas, hambre y pobreza, música rural, la edad dorada de la radio, etc. Hay también referencias a leyendas como Robert Johnson, y una amalgama de la música popular en aquellos años: blues, country, bluegrass... unos tiempos en los que Bob Dylan se habría encontrado como en casa.
De hecho "I'm a man of constant sorrow", la canción más emblemática de la banda sonora del film, ya había sido grabada en su día por el señor Zimmerman. El tema original pertenece a los viejos días de la música popular norteamericana, a comienzos del siglo XX.
Everett Ulysses es interpretado por el canoso (con el permiso de Sean Connery) más famoso de Hollywood, George Clooney, que lo hace bastante bien, aunque como no podía ser de otra forma John Turturro le gana la mano interpretando al ceceante Pete. Destacan también el sempiterno John Goodman y Holly Hunter (que ya había trabajado con los hermanos en Arizona Baby) como Penelope, la mujer de Everett. Entre los muchos secundarios brilla con luz propia Charles Durning, un veterano actor que nació para interpretar a senadores y demás politicastros.
O brother! tal vez no sea su mejor película, pero, independientemente de la historia, cualquiera que ame la forma de hacer de los dos hermanos, su extraño humor y su particular imaginería disfrutará con este film. Por otro lado, escuchar esas canciones le dan a uno ganas de ponerse una pajita en la boca y largarse al campo a destilar whiskey casero. I am a man of constant sorroooow...

6 comentarios:

Aura dijo...

Pues comente, comente la filmografía de los coen, porque por ejemplo esta en concreto no la he visto, y siempre va bien tener un punto de referencia ;)

Anónimo dijo...

Alberto Q.

www.lacoctelera.com/Traslaspuertas

De los Cohen yo me quedo con SANGRE FÁCIL, EL HOMBRE QUE NUNCA ESTUVO ALLÍ y FARGO.

Ya sé que casi todo el mundo destaca EL GRAN LEBOWSKI, pero ésa me gusta menos...

Saludos

Míster Chesnutt dijo...

Pues en mi opinión te quedan las dos más flojas de los últimos tiempos. "Crueldad intolerable", con buenos momentos, pero de las que menos ganas te queda de volver a ver, y los mísmo con "The Ladykillers", que no iguala ni de lejos a la versión original. "O Brother" para mí gana mucho con los posteriores visionados. Saludos.

Tío Marvin dijo...

Yo estoy de acuerdo con chesnutt, casi mejor que obvie los dos últimos títulos de los hermanos, sin ser pelis malas no parecen suyas ni de lejos.

Noemí Pastor dijo...

Todo comentario sobre la familia Coen será bienvenido siempre. Espero ansiosa la próxima con Javier Bardem.

Möbius el Crononauta dijo...

Aura, veremos qué es lo que trae el viento (que decía Phil Lynott)

Mr. Chesnutt, por lo que se comenta por ahí, miedo me da verlas, pero bueno, seguro que algo interesante tienen.

Tio Marvin, si no tengo nada bueno que decir sobre ellas, ¡supongo que las obviaré!

Noemí, pues tal vez caiga otro pronto, ya que estoy en racha... y sí, un nuevo trabajo de los Coen siempre es motivo de alegría.