domingo, 11 de noviembre de 2007

House Of The Rising Sun


Dicen que había un burdel en Nueva Orleans conocida como la "Casa del sol naciente" que fue abierto durante la Guerra de Secesión. Situado en la calle St. Louis, ofreció sus servicios durante casi quince años, hasta que fue cerrado en la década de 1870. Existiera o no, una vieja canción contaba la historia de una de las prostitutas que había trabajado allí.
Aquel tradicional fue grabado por músicos como Woody Guthrie, Leadbelly o Nina Simone, mientras que Bob Dylan la incluyó en su debut discográfico. A principios de los años 60, un grupo británico influido por el rythm and blues, The Animals, solía incluirla en su repertorio de directo. La banda hizo sus propios arreglos de la canción y la adaptaron para que sonara más rock and roll. La canción comenzaba con un inolvidable arpegio de Hilton Valentine que seguramente habrá inspirado a miles de guitarristas tras él (creo que muchos guitarristas que empiezan tocan esta canción tarde o temprano) , y contaba también con un solo de órgano inspirado en una canción del músico de jazz Jimmy Smith. El poderío vocal del cantante Eric Burdon, y su forma de cantar tan desgarradora, daban al tema una fuerza inusitada. La letra fue modificada para tomar el punto de vista de un jugador en vez del de una mujer de mala vida.
En una gira conjunta con Chuck Berry por los Estados Unidos las audiencias reaccionaron tan bien que la banda se decidió a grabarla. En una de las pausas entre gira y gira The Animals viajaron a Londres para aparecer en el programa Ready Steady Go! El grupo se reunió con el productor Mickie Most, quien había producido el primer single de la banda, y le pidieron grabar "House Of The Rising Sun". Most accedió, y una toma es todo lo que hizo falta. Tras haberla tocado insistentemente en directo, el engranaje funcionaba a la perfección.
A pesar de su duración (más de cuatro minutos, eso era bastante en una época en que los sencillos apenas alcanzaban los tres minutos) "House Of The Rising Sun" se editó en el verano de 1964, convirtiéndose en un éxito instantáneo en las listas británicas. En los Estados Unidos se convirtió en el primer número uno británico que no pertenecía a los Beatles desde que éstos habían comenzado a colocar single tras single en el mercado norteamericano. Fue también el primer número uno en durar más de cuatro minutos.
The Animals, a través de todas sus formaciones, siguieron elaborando grandes canciones y discos, aunque probablemente casi todo el mundo les recuerde por "House Of The Rising Sun". Un clásico en toda regla, no hay duda al respecto.

No hay comentarios: