jueves, 18 de octubre de 2007

Se fue Deborah Kerr

Protagonizó la icónica escena de la playa de De aquí a la eternidad, fue objeto del deseo de Robert Taylor en Quo Vadis, se metió en la piel de la shakespeariana Porcia de Julio César, hizo de niñera para Yul Brinner en El rey y yo, se las vio y se las deseó con el rudo Robert Mitchum de Sólo Dios lo sabe...

Hoy, a la edad de 86 años, la actriz Deborah Kerr nos ha dejado para siempre. Un trocito de Hollywood se va con ella. Descanse en paz, Mrs. Kerr.

3 comentarios:

Akeru dijo...

Vaya, una lastima. Disfrute con ella en todas la películas que vi, sobre todo El Rey y yo. Me fascina esa película.
Felices mordiscos.

Aura dijo...

El Prisionero de Zenda, las Minas del rey Salomón, Narciso Negro, la Noche de la Iguana... trabajó con los más grandes. Era todo un mito.

Jim Garry dijo...

Me encanta esta tía. Menuda clase! Mis películas favoritas De aqui a la eternidad y Solo Dios lo sabe. Por cierto Deborah Kerr adoraba a Mitchum siempre habló maravillas de el. Y el aprecio era mutuo. Mitchum la trato como una reina en el rodaje de Solo Dios lo sabe.

Saludos.