martes, 16 de octubre de 2007

Oh Happy Day


¡Joder!, si subvencionan el pan y la leche, ¿no podían dar ayudas para agujas de tocadiscos? ¡Es un artículo de primera necesidad! En fin, tras entregar unos cuantos billetes he salido de la tienda (que encima ha cambiado de lugar y he tenido que recorrerme medio centro con mi tocadiscos a cuestas, menos mal que aún no soy lo bastante rico como para comprarme uno de verdad, y el mío pesa poco, pero algún día tendré uno mejor acompañado con unos potentes amplificadores hechos con buena madera... perdón, estoy divagando), he salido, decía, contento con mi pequeña aguja de diamante. You're lazy! me aullaba Ian Gillan vestido de ángel en uno de mis hombros. Sí, amigo Ian, he tardado demasiado en zanjar esa cuenta, pero no hay nada como un disco nuevo para hacerle a uno mover el culo.
Hoy soy feliz. Estoy escuchando el enorme, mastodóntico, ciclópeo, bigger than life, disco de la Bob Seger System... Mongrel. ¡El jodido Mongrel! ¡Y en perfecto estado a pesar de ser de segunda mano! Hoy pocas cosas importan, si he de contraer una bronquitis bajo la lluvia incesante así sea, mientras mi copia del Mongrel esté a salvo en mi santo hogar. "River Deep, Mountain High"... Yes, I love you baby.
Estoy tan contento que me atrevo a dejaros con el pintoresco MusicMike y su colección de discos. Hoy pincha nada menos que "Lucifer" para vosotros. Con su particular disertación y uno de los mejores temas del Mongrel os dejo. You can call me Lucifer if you think you should... I know I'm good!
¿Por qué está descatalogado un disco así? ¡Debería enseñarse en todas las escuelas!

2 comentarios:

BUDOKAN dijo...

Hola, es cierto que ya casi ni se consiguen púas de tocadiscos y con lo lindo que suenan los vinilos. Por cierto, ya te añadí a mis links fanoritos. Saludos!

Nosotras mismas dijo...

Hola,

pasaba a saludar.

Besos