viernes, 31 de agosto de 2007

Them Changes

Buddy Miles se ganó la fama poniéndose a las baquetas del Electric Ladyland de Jimi Hendrix, y formando luego con éste una de las primeras bandas en ejecutar rock con bases soul, Band of Gypsys. En 1970 Miles grabaría el que sería su segundo álbum para Mercury (el tercero en solitario) y que a la postre sería su álbum más conocido y exitoso, Them Changes.
El magnífico tema homónimo, que ya apareciera en el álbum de Band of Gypsys, abre el disco en una versión más soul y menos rockera, con más vientos y un Miles con una plenitud vocal que nos recuerda lo gran cantante que podía llegar a ser este hombre. "Them changes" se ha convertido en la composición por excelencia del batería.
La preciosa balada "I still love you, anyway", escrita por el guitarra Charlie Karp, que por entonces aún no contaba ni 18 años, da paso a otra composición de Miles, "Heart's delight", en una onda bastante Sly Stone.
Dos versiones vienen a continuación: el clásico de Gregg Allman "Dreams", con arreglos soul, y nada menos que el "Down by the river" de Neil Young. Sobretodo destaca "Dreams", en la que la voz de Miles encaja como un guante.
El siguiente homenajeado es Rufus Thomas, de cuyo tema "Memphis train" Miles hace un arreglo más funk que el original (de hecho por momentos me recuerda al "Groove is in the heart" de Dee-lite). "Paul B. Allen, Omaha, Nebraska", es una jam de cinco minutos donde Miles y su grupo dan rienda suelta a sus influencias jazz (el padre de Miles fue músico de sesión para varios de los grandes nombres del jazz). El álbum se cierra con una versión de Otis Redding, "Your feeling is mine".
En Them Changes podemos disfrutar del talento de un hombre que ha vivido a la sombra de Jimi Hendrix, pero que no sólo ha demostrado que su carrera podía ir más allá, sino que además en este disco se reveló como un magnífico vocalista.
Para amantes del rock negro con influencias soul.

1 comentario:

Míster Chesnutt dijo...

Sí, sin dúda un típo a recordar. Recuerdo una entrevísta de hará un par de años, donde le preguntaban por su escasa repercusión en el negocio, y decía que ahora el mercado estaba hecho para aspirantes a modelos, y que él no se parecía a una muñequíta, más bien era como un jodido tanque. En fín. Los que escuchamos la música más que mirar los vídeos tenemos otra opinión.