domingo, 26 de agosto de 2007

Steve Jones "Fire and Gasoline"

En 1989 Steve Jones había dejado atrás muchas cosas: el grupo con el que había saltado a la fama, los Sex Pistols; proyectos fugaces como The Greedy Bastards (con su amigo y también ex-pistol Paul Cook y Phil Lynott, Brian Downey y Scott Gorham de Thin Lizzy) o The Professionals, y una unión artística tan fugaz como las otras con Michael DesBarres. También dejaba atrás años de excesos con el alcohol y las drogas.
Tras haber colaborado con varios artistas y haber sido guitarra para Iggy Pop en la gira del Instinct, Steve Jones por fin debutó en solitario en 1987 con un disco titulado Mercy. Jones quería desmarcarse de su pasado, y sorprendió al mundo con un disco de hard rock. Aunque el verdadero trallazo lo encontraríamos dos años después. En la mejor onda de The Cult y su Electric (de hecho Ian Astbury colaboró en el disco), Jones publicaba en 1989 (en pleno reinado de los Guns 'n' Roses) un trallazo de hard rock angelino titulado Fire and Gasoline.
Ni rastro de los Sex Pistols aquí, tan sólo poderosos riffs y solos incendiarios. El disco se abre con todo un himno de hard rock 80's, "Freedom fighter", que con suerte aún es pinchado en algún que otro antro donde la buena música todavía sobrevive. Como se suele decir, gran tema para un sábado noche.
Le sigue un tema con versos a lo Paul Stanley, "We're not saints" y un tema algo más oscuro, "God in Louisiana". El siguiente tema es otro pedazo de dinamita hard rock, "Fire and gasoline", con un gran estribillo y un solo muy bueno. "Hold on" es un tema algo más metal melódico 80's, mientras que "Trouble maker" es puro Rose Tattoo (de hecho el estribillo es clavado a "Rock and roll outlaw"). Y, en fin, ya os imagináis el resto: hard rock, solos, riff after motherfuckin' riff... uno de los mejores álbumes de rock de aquellos años.
Steve Jones incluyó dos versiones en el disco: una es una poderosa "I did U no wrong", de sus viejos Sex Pistols, donde colabora con su característica voz nada más y nada menos que Axl Rose; la otra es un clásico de David Bowie, "Suffragette City", que es inferior a la original (la verdad, ¡superar la original es imposible!) pero que no por ello deja de ser una buena versión. Gran disco, amigos, poneros vuestros mejores tatuajes y calcomanías y lanzaros a por él.

No hay comentarios: