martes, 14 de agosto de 2007

Matrimonio con hijos

O debiera decir Married With Children, ya que cierto canal estatal ha decidido hacer su propia versión de Matrimono con hijos. Versión que, como no podía ser de otra manera, ha sido hecha de forma vanal, sin inteligencia alguna, con chistes horrorosos y actores sin carisma. Lamentable.
La primera vez que entré en contacto con Matrimonio con hijos fue durante la emisión de algún extraño programa o gala televisiva norteamericana (no lo recuerdo muy bien) en la que famosos, actores y demás gentes se juntaban en una gala que de alguna forma estaba relacionada con la conservación del medio ambiente. De vez en cuando salían discursos y personajes de series hablando de lo importante que era reciclar, tal y cual. Hasta que llegó la aparición de una extraña familia, que mientras veía la tele, se reía de lo que estaba viendo, ensuciaba por todas partes y directamente se cagaba en el medio ambiente. No sabía de dónde habían salido esos personajes, ¡pero estaba claro que eran muy interesantes!
Algún tiempo después por fin llegaba la serie a nuestro país, ¡y aquello fue la leche! En una época llena de familias felices y gags dulzones, la Fox había facturado un pedazo de decadencia de humor basto y de mal gusto protagonizada por una familia enferma. Algo distinto y rompedor. Un perro vago y respondón, Buck (descanse en paz), un hijo inteligente pero totalmente freak, Bud (el cachondo David Faustino), un zorrón de hija que cambia de novio en cada capítulo, Kelly (la sexy Christina Applegate), una madre que se pasa el día sin dar el palo al agua, Peggy (Katey Sagal), y la gran estrella, el hundido, deprimido y rastrero vendedor de zapatos, el hombre norteamericano enemigo de las gordas, Al Bundy (el gran Ed O'Neill). También destacaban los dos pijitos vecinos, el matrimonio Rhoades, formado por Steve (el actor David Garrison, una de las mayores pérdidas de la serie y que ahora tiene una exitosa carrera en Broadway) Marcy, que más tarde se casaría con Jefferson D'Arcy (el guaperas Ted McGinley, quien de un plumazo borró toda su desastrosa carrera anterior, a lo Pat Boone metalero).
Pero sin duda el protagonismo fue para Al (por algo es el único personaje que aparece en todos los capítulos), el vendedor de zapatos. En su día llegué a grabar gran parte de los capítulos de la serie, y recuerdo con cariño las groseras respuestas de Al a sus orondas clientas, sus suspiros de hombre roto, sus grandilocuentes discursos de ciudadano norteamericano, o sus gags más bizarros como el extraordinario episodio de los zapatos de Dios. Grande, grande, Al Bundy.


Ed O'Neill, el gran Al

En 1997 la serie llegó a su fin, ostentando el récord de la serie con emisión más larga que nunca ha ganado un Emmy (récord que batió más tarde Los vigilantes de la playa). Y muchos de aquellos que seguíamos fielmente a Al Bundy nos encontramos perdidos desde entonces. Algunos miembros del equipo tras la serie iniciaron Unhappily Ever After, que no estaba mal pero no era lo mismo, aunque sirviera para descubrirnos a la amazona Nikki Cox. Y así nos hemos quedado. Christina Applegate se dedica al cine, Katey Sagal es la voz tras la cíclope Leela de Futurama, pero.. ¿y Ed O'Neill? ¿Dónde demonios está? We want good ol' Al back! El mundo le necesita.
Para terminar, un video que creo capta perfectamente el espíritu del pater familias Bundy. Al sentado en su sillón cerveza en mano viendo su serie favorita, "Psycho Dad". Luego le da recuerdos a una ausente Peggy. Genial.

9 comentarios:

Tío Marvin dijo...

Uauhhh, mas alegrao el día recordándome esta serie, q wena era. Aunke a mí también me gustaba mucho "Infelices para siempre", durante un par de temporadas mantuvo el espíritu de esta serie.

BUDOKAN dijo...

Esta serie era un producto increíble. Muchos decían que era una suerte de los simpson de carne y hueso, no se si es tan así porque creo que tiene su propio valor. Saludos!

troncha dijo...

Yo siempre me hice un lio entre esta y otra que salia la tremendísima Nikki Cox, igual es la que dice tio Marvin (Infelices para siempre) no obstante estaba bastante bien, me estoy haciendo un lio pero no habia un conejo de peluche que hablaba con el protagonista, que se llamaba Floppy o algo asi????

Möbius el Crononauta dijo...

Hola troncha. Exacto, la serie con Nikki Cox (Dios la bendiga) y el conejito Floppy es Infelices para siempre. Desde luego era una buena serie, pero Matrimonio con Hijos era superior. Matrimonio con Hijos tenía a Al Bundy.

Javier Gimenez dijo...

De donde sacas datos como: "
En 1997 la serie llegó a su fin, ostentando el récord de la serie con emisión más larga que nunca ha ganado un Emmy (récord que batió más tarde Los vigilantes de la playa)" jajajajaja me corroe la curiosidad...

niña gusana dijo...

Me encanta tu blog y me encanta esta seria (que aun logro pescar por algun canal haciendo zapping)

Möbius el Crononauta dijo...

Gracias y bienvenida niña gusana. Deberían reponer la serie como Dios manda. ¡Vuelve cuando quieras!

Anónimo dijo...

hola soy al de peru
me gusta la serie aun la veo en peru la dan alas 2 pm
sobre la serie fueron infelices por siempre si la dieron en peru en la madrugada hace años

Anónimo dijo...

yo prefiero infelices para siempre, los guiones eran mejores. matrimonio con hijos solo buscaba hacer gracia con el recurso facil de ser gamberros.