viernes, 10 de agosto de 2007

La música divina de Sobrinus


La música es un Dios, pitufa tu ya sabes, un ex-latin lover en la discoteka beat deslizando su cubano tacón dominado por la noche, preguntándote ¿vives cómodo? mientras pone sus ojos en Mona Lisa. Bienvenidos al mundo de Sobrinus.
De entre los grupos de rock en castellano famosos por el humor en sus letras, destacan tal vez no por su ejecución pero sí por sus ácidas letras Siniestro Total, maestros en esto de combinar la música del diablo y el desparpajo más hispanoide. Las nuevas camadas buscando volar en su mismo dirección no tardarían en llegar, y a mediados de los 90 surgían los Mojinos Escozíos (¡psché!) y los más inteligentes y originales Sobrinus. El lector más avispado habrá notado la sutil broma con Primus, el genial y extraño grupo norteamericano, y por ahí van los tiros: funk primordial mezclado con los mil y un estilos.
Aunque O'Funkillo se acabaran llevando la gloria, creo que Sobrinus merecían más ese estatus de popularidad, tanto por antigüedad como por calidad. No negaré la maestría del bajista de los O'Funkillo (perdonen si no recuerdo ahora su nombre), pero precisamente la baza de los andaluces parecía basarse más en el enorme talento de uno sólo mientras que Sobrinus siempre han sido un grupo mucho más compacto y quizás menos fáciles a las orejas, razón por la que quizás O'Funkillo les ganaran la mano en eso de vender discos. Y en realidad creo que los temas menos inspirados de Sobrinus ("La noche me domina" por ejemplo) son los que más se asemejan al sonido más mainstream de la última etapa O'Funkillo, mientras que los temas más extraños ("Discoteka beat", "Mona Lisa") son donde dan lo mejor de sí. Y un hit en potencia como "Ex-latin lover" no se cómo no ha llegado a lo más alto de las listas. Es obvio que fue escrito para que lo cantara Julio Iglesias, cuya carrera de capa caída tal vez remontara si hiciera sus "American Recordings" particulares con temas como ése. ¡Julio, desde Florida el sol ya no parece lo que es!
Lamentablemente hace tres años la historia de Sobrinus llegaba a su fin, una lástima. Malos tiempos para la lírica, supongo.

1 comentario:

Tío Marvin dijo...

Tomo buena nota del grupo éste. Por cierto, a mí también me encanta Serial Mom y a ver si cuentas algo de la vida de Kenneth Anger, q como personaje tampoco tiene desperdicio