lunes, 16 de julio de 2007

Odio los lunes


Imagino que vosotros también, es algo universal. Empiezas a remontar el vuelo el fin de semana y cuando te quieres dar cuenta estás de nuevo bajando a la mina.
¿Qué hemos hecho para merecer semejante castigo? ¿Fue todo culpa de un fruto prohibido? Ah mísero de mí, ah infelice, apurar cielos pretendo ya que me tratáis así. En fin, podría ser peor. Podría ser asquerosamente rico y vivir en la ociosidad más absoluta, con lo malo que debe ser eso para la salud.

1 comentario:

La Mujer Kleenex dijo...

Que razon tienes pekeño saltamontes......