jueves, 19 de julio de 2007

Hermanos Marx contra los Warner


Casi rozando la leyenda urbana, el caso de los hermanos Marx siendo amenazados por los hermanos Warner de la Warner Bros ha entrado en los anales de la historia del cine. Aunque todo parece indicar que los hechos no fueron exactamente como se suelen relatar, ya que los Marx, Groucho principalmente, se encargaron de adornar la historia y publicitarla por todas partes.
Popularmente, la historia es la siguiente: en 1946 los hermanos Marx estaban preparando una película (Los hermanos Marx en Casablanca) que en un principio iba a ser una parodia de la mítica película de Michael Curtiz rodada cuatro años antes y que pertenecía a la Warner. Los hermanos Warner escribieron una carta formal a los Marx interesándose por la trama y guión definitivo de la película. Los astutos cómicos aprovecharon esa carta para difundir el rumor de que los Warner amenazaban con demandarles si utilizaban el nombre "Casablanca" para su película, con lo que Groucho escribió una delirante carta de respuesta a los todopoderosos Warner.
Entre otras perlas Groucho decía qué desde cuando era Casablanca propiedad de la Warner, que el público medio sería capaz de distinguir a Ingrid Bergman de Harpo, o que ya puestos, los Warner no podían usar la palabra "hermanos" ya que los Marx la habían usado antes que ellos, y que antes incluso había habido otros hermanos famosos como los Karamazov.
El asunto quedó allí, y no existió tal amenaza, ni siquiera se llegó a los tribunales. La trama de la nueva película de los hermanos Marx se cambió y para la historia quedó otra anécdota surgida del interminable talento de ese coloso del humor llamado Groucho.

No hay comentarios: