jueves, 7 de junio de 2007

Karen Dalton


Entre sus amistades se contaban Bob Dylan y Fred Neil, gurú para muchas de las bandas hippies de San Francisco. Tocaba la guitarra de 12 cuerdas y el banjo, y se dice que Janis Joplin admiraba su forma de cantar.
Karen Dalton podría haber permanecido como una oscura cantante folk de la escena del Greeenwich Village, pero por suerte para nosotros alguien decidió reeditar sus discos el año pasado. Miss Dalton nunca estuvo interesada en la fama, ni en grabar, tampoco se prodigaba demasiado actuando. Simplemente le gustaba la música, y tocaba sus temas favoritos. Su voz negroide recuerda inmediatamente a la gran Billie Holliday, y aunque en su época era un material demasiado oscuro para el público tan pop de la época, hoy en día podemos dejarnos llevar deliciosamente por su deliciosa voz y por sus revisiones de estándars del folk, el blues o el country. Su primer disco, It's so hard to tell who's going to love you the best, es ideal para noches de verano o días lluviosos. Su segundo disco, In my own time, seguramente ofrecerá más de lo mismo. No esperéis más y dejad que una de las cantantes más personales del siglo XX os arrope con sus melodías de porche.

2 comentarios:

sylvia dijo...

Cómo puede NO tener ningún comentario esta entrada???? Fantástica Karen Dalton!!!!!

Möbius el Crononauta dijo...

Eso mismo me pregunto yo. Ya ves, la maravillosa Karen Dalton es un secreto por el que mucha gente mataría. Hazte con alguno de sus discos, canela fina.