martes, 12 de junio de 2007

The Fat Man

Un frío diciembre de 1949 la banda entró en los estudios para grabar el que sería el primer tema de un joven músico local para el sello Imperial Records. La canción estaba basada en un tema de Champion Jack Dupree, Junker Blues, aunque como era evidente que una canción sobre drogadictos no iba a ser muy comercial se adaptó la letra para hacer una versión limpia. Así fue como nació The Fat Man.

Antoine Dominique "Fats" Domino había nacido un febrero de 1928 en Nueva Orleans. Comenzó muy pronto a tocar el piano, y en su juventud alternó diversos trabajos con pequeñas actuaciones aquí y allá. El blues, el jazz, y otros estilos de la zona fueron las grandes influencias de afable Fats Domino, como quedaría demostrado en el que iba a ser su primer sencillo.

Tres micrófonos era todo lo que se podía utilizar en aquél estudio. Uno sería usado por Fats, otro estaba destinado a la guitarra y el bajo, y un tercero para el piano y los vientos. Si habéis contado bien, os daréis cuenta de que... ¡no había micro para el batería! El pobre hombre simplemente tuvo que dejarse la vida aporreando la batería para que fuera mínimamente audible. De hecho, si escucháis la grabación original, os daréis cuenta de que el sonido de la batería parece provenir del espacio exterior. Con todo, la canción era un boogie woogie marchoso con una característico wah wah vocal a cargo de Fats.
The Fat Man se convirtió en un gran éxito, el primero de muchos por venir. Fats Domino se convirtió en un referente del rythm & blues y el primer rock and roll. Su popularidad acabó decayendo entrados los 60, pero el bueno de Fats continuó girando y grabado discos esporádicamente, hasta que un buen día decidió que vivir de los royalties era mejor que ir de ciudad en ciudad, así que ahora sólo toca en Nueva Orleans. Durante el desastre del Katrina se le dio por muerto, pero por suerte logró sobrevivir. Sólo espero poder viajar pronto a la vieja ciudad y presentar mis respetos al gran Fats.

No hay comentarios: