jueves, 10 de mayo de 2007

Enigma y El ojo de la aguja


Cine de espías, uno de los géneros que ha dado alguno de los mejores títulos del cine. Y para los amantes del suspense y las sorpresas es un género ideal. Es difícil llevar a cabo un film de este tipo, ya que por lo peculiar de este tipo de historias, normalmente requieren un guión a prueba de bombas para que la película funcione. Elaborar un guión que lleve al espectador de una sorpresa tras otra no es algo que cualquier escritor pueda asumir. Pero aunque el resultado no sea un film magistral, siempre se agradece al menos un buen intento. Sobretodo cuando la sequía de este tipo de films es tan onerosa.
Enigma es una película del 2001, producida por Mick Jagger (no se extrañen pues del cameo en el film) y con guión del dramaturgo Tom Stoppard basada en la novela de Robert Harris. Basada parcialmente en hechos reales, la trama. que tiene lugar durante la Segunda Guerra Mundial, se construye entorno a un eminente matemático que forma parte de un equipo encargado de descifrar los códigos usados por los alemanes y su affair con Claire, una bella secretaria del mismo recinto donde él trabaja. Mediante unos flashbacks conocemos los pormenores de dicha relación, mientras la desaparición de Claire lleva al matemático y a la compañera de habitación de Claire, Hester (una rolliza y embarazada Kate Winslet) a investigar el caso, lo que les llevará a descubrir a un traidor dentro del grupo y unos cruentos sucesos ocurridos un tiempo atrás en unos bosques de la Polonia ocupada por los soviéticos. Una película entretenida para una tarde aburrida, con un motivante baile de Saffron Burrows, la rubia Claire en el film.

El otro film del que voy a hablar es El ojo de la aguja, punto álgido en la corta carrera del director Richard Marquand, quién dos años después dirigiría El retorno del Jedi. En esta película, al contrario que en Enigma, no contamos con varios secretos esperando a ser desvelados, sino que asistimos a la caza de un hombre. También ambientada durante la Segunda Guerra Mundial, un espía alemán (Donald Sutherland), infiltrado en Inglaterra, intenta escapar con información sobre un desembarco que los Aliados están preparando. ¿Conseguirá su propósito? Una película bastante lograda y uno de los mejores films del sin par Sutherland.

No hay comentarios: