jueves, 10 de mayo de 2007

Apaga el móvil en el cine.

Parece mentira pero aún hay personas que ignoran este gesto de buena educación, deber de cualquier que asista al cine. Sí, en más de una ocasión, cuando a alguien le ha sonado su maldito teléfono en mitad de una película, he deseado ser un malvado Sith y acabar con esa ignominiosa criatura enemiga de las buenas películas.

No hay comentarios: