viernes, 25 de mayo de 2007

30 años de saga galáctica


Un 25 de mayo de 1977 la saga más importante del siglo XX y de lo que llevamos de siglo era estrenada en los Estados Unidos. Después de Star Wars la vida de muchos de nosotros no sería igual.
Aunque mi primer contacto con la saga se produjo con El retorno del Jedi, años después pude experimentar lo que pudieron sentir aquellos afortunados espectadores de 1977 en la oscuridad de una sala. La ya mítica frase "Hace mucho tiempo en una galaxia muy, muy lejana", esas letras que se perdían en el espacio poniéndonos en situación (como ocurría en cada capítulo televisivo de Flash Gordon, entre cuyos seguidores se encontraba un joven George Lucas), el espacio estrellado. Cuando las naves espaciales comenzaban a aparecer desde aquél ángulo tan extraño uno podía percibir que se encontraba ante una película diferente. Y desde luego cuando el villano definitivo, Darth Vader, aparece por la puerta, uno podía llegar a estremecerse. La realidad había muerto, lo único que importaba era lo que ocurría en la pantalla.
A veces ciertos artistas o productos que logran arrastrar a una gran masa de seguidores tienen, a su pesar, una legión de fans que deja mucho que desear. Gente con inquietud nula cuyo mundo parece reducirse a un gueto donde sólo entran Nirvana, Springsteen o en este caso Star Wars. Si por un lado esos fans mantienen una fe a prueba de bombas y son en gran parte responsables del mantenimiento del mito a flote, por otro lado su falta de criterio resulta, como diría el propio Vader, molesta. Algunos me contarían entre ellos, quizás otros no. Sólo espero que si me encuentro a alguien disfrazado de Ewok pueda mantener con él una conversación sobre Lauren Bacall. Si no, por mí puede volverse a la luna de Endor.
No puedo imaginarme cómo es descubrir esta saga siendo un adulto. Lo que uno conoce siendo un niño puede ser perfectamente un pedazo de mierda, pero a uno le gustará por nostalgia o por algún otro motivo infantil. Yo amo la trilogía original, y detesto la nueva. Pero sé que mucha gente vio por primera vez Star Wars con pelo en el pecho y cayeron rendidos igualmente. Da igual lo que muchos puedan decir sobre la saga: que si es infantil, si tiene nulo valor cinematográfico, o lo que sea. Para mí Star Wars y El anillo de los Nibelungos son dos sagas intemporales, y nada podría hacerme cambiar de opinión.
¡Feliz aniversario!



Darth Vader imponiendo su ley

4 comentarios:

Kris dijo...

¿¿Y por eso hoy es el día del ORGULLO FRIKI??

Möbius el Crononauta dijo...

Tu falta de fe resulta molesta.

Kris dijo...

jo :(

Tío Marvin dijo...

Estoy de acuerdo contigo, la nueva trilogía apesta. La primera que vi fue "El imperio contraataca" siendo niño-adolescente y la peli sobrevive a un visionado actual, como la saga original. Pero la trilogía nueva es bazofia pura.
Por cierto, creo q en las 2 primeras de la saga el montador fue el responsable en gran medida de su calidad, sabes algo al respecto?