martes, 10 de abril de 2007

Living Colour


A mediados de los 80 la música negra (que, quién lo habría dicho, estaba en mucho mejor estado que hoy en día) se reducía al hip hop, los estándares del pop y el llamado R&B, y el underground del jazz y el blues. En cierta manera, los músicos negros habían desaparecido del mundo del rock. Los Hendrix, Sly Stone o Eddie Hazel no habían tenido sucesores dignos de tal nombre. Lo más cercano a una banda de rock eran Fishbone, aunque su alocada propuesta era demasiado funk para los blancos y demasiado rock para los negros. El hueco que los músicos de color estaban pendientes de llenar tuvo dueño a finales de la década. Patrocinados por todo un Mick Jagger, en 1988 había llegado la hora de Living Colour.
El lider de la banda, Vernon Reid, era un virtuoso guitarrista que había militado en grupos de jazz y había colaborado con los músicos más dispares. Su técnica prodigiosa no sólo le convirtió en el mejor guitarra de su generación (no creo que ningún blanco haya logrado estar tan cerca de Van Halen como Reid) sino, triste es decirlo, en el único guitarra solista de rock con piel negra por aquellos años. La formación la completaban Corey Glover (cantante), Will Calhoun (batería) y Muzz Skillings (bajo).
Tras la edición de su primer álbum, Vivid, el éxito fue inmediato, principalmente gracias a su gran single, "Cult Of Personality", que fue acompañado por un video-clip bastante efectivo. El grupo teloneó a los Rolling Stones y el resto fue historia. Grandes giras, premios y sus videos en la MTV a todas horas. Los tiempos estaban cambiando.
Living Colour abrieron la puerta al éxito al resto de grupos de fusión de la época, y junto con Faith No More sentaron las bases para Rage Against The Machine y el resto de clonos de esta banda que aparecieron durante la primera mitad de los 90. Las canciones de Living Colour no sólo llevaron la fusión entre rock, funk, rap y cualquier otra cosa a los charts, sino que además devolvieron las letras inteligentes y comprometidas al rock, antes de que los RATM y Pearl Jam de este mundo hicieran su aparición. Se acabaron las canciones sobre chicas y coches. Al igual que los grupos de hip hop de la época, Glover y sus compañeros hablaron sobre desigualdades económicas, hipocresía política y racismo, aunque todo ello de manera más suave que sus hermanos raperos.
Un segundo álbum tan brillante como el primero dio paso al comienzo del fin. Su tercer disco, Stain, más experimental y oscuro, obtuvo unas ventas muy pobres. El bajista dejó la banda, pero aun así el grupo decidió seguir adelante. Sin embargo, durante la grabación del que iba a ser su cuarto trabajo, las diferencias sobre el camino a seguir fueron, al parecer, demasiado amplias, y el grupo se separó. Corría el año 1995. Ocho año después, Living Colour se reunieron para volver a por lo que era suyo. Los tiempos han cambiado, y no creo que logren volver a la cumbre, pero es muy posible que continúen lanzando trabajos interesantes.

2 comentarios:

-La Mujer Kleenex- dijo...

a ver cuando te haces un peinao como el de la izq de la foto :)

Reid dijo...

Me bastaría con tocar igual de bien.