martes, 17 de abril de 2007

The Hatter

La realidad no es siempre agradable, y aunque de vez en cuando uno gusta de reflexionar sobre el presente, por lo general tras tan profundos pensamientos es bueno rebajar esas sensaciones un poco, como tomar un buen licor tras una agradable y abundante comida.
Algún día, cuando haya profundizado más en su vida y su obra, me gustaría hablar de Charles Lutwidge Dogson, más conocido por el apodo de Lewis Carroll, personaje atípico y retorcido donde los haya, con una vida tan fascinante como su propia obra. Pero eso será en otra ocasión. Hasta entonces, me voy a retirar a mis aposentos con un pensamiento feliz.
Hubo una época en que para curar el fieltro de los sombreros se usaba mercurio. Los artesanos que trabajan haciendo sombreros no podían sino inhalar los vapores de mercurio. Si la exposición al mercurio era prolongada, aquellos pobres sombrereros desarrollaban problemas con la visión y otras dificultades. En los casos más graves llegaban a tener procesos psicóticos y alucinaciones. Quién se ganaba la vida como sombrerero podía acabar completamente loco.
El sombrerero que toma el té con Alicia está loco, aunque es un loco delicioso. ¿No es demasiado aburrido celebrar sólo un cumpleaños al año? La cantidad de no-cumpleaños que nos estamos perdiendo. Bien, casualmente, hoy es mi no-cumpleaños. Si también hoy es vuestro día, os deseo un feliz no-cumpleaños. Sí, sí, a tú.
Adivina adivinanza: el Sombrerero Loco siempre luce en su sombrero la cifra 10/6. ¿Sabéis qué significa? Ah, ah. Buenas noches.

3 comentarios:

Kris dijo...

Es el precio del sombrero...

Javi dijo...

a miii!?

Leticia Cortés dijo...

No sé, soy una adicta de esa novela, la he analizado cientos de veces y jamás he podido saber qué diantres significa ese número, tú sabes??