viernes, 16 de marzo de 2007

El precio del poder (Scarface)

Bonita foto, ¿verdad? Poco resumen puede haber mejor para una película. La he visto por ahí y me han dado ganas no sólo de publicarla sino también de hablar sobre este film.
A principios de los 80 Brian DePalma decidió rescatar la historia que Howard Hawks había rodado en los dorados años 30. Una historia de gángsters que relataba el auge y caída de un joven mafioso que tras escalar hasta la cima lo pierde todo por culpa de sus propias miserias y debilidades.
La trama en la película de DePalma es básicamente la misma, tan sólo se traslada la acción a Florida y el joven mafioso se convierte en un exiliado cubano con un oscuro pasado criminal.
Entre muchos papeles grandiosos, Al Pacino siempre será recordado como Tony Montana, el cubano mal hablado (se contaron un total de 207 "fucks" a lo largo del film, esto es, 1.22 "fucks" por minuto) y ambicioso que consigue ser dueño del mundo para luego caer desde lo más alto.
Una caída espectacular, quizás fílmicamente excesiva, que sin embargo no desmerece al resto de la película. Por supuesto Scarface es una cita obligada para aquellos que gusten del cine sobre mafiosos, y aunque no sea así, es una de las mejores películas de DePalma. Y por si ello no fuera suficiente, Al Pacino en su mejor momento nos recuerda por qué es grande. Imprescindible su visionado en versión original. Excelente guión del señor Oliver Stone (que por aquel entonces luchaba contra su adicción a la coca) y hasta Spielberg se pasó por allí para dirigir una toma. Entrad en el mundo de Tony Montana sin miedo, será vuestro amiguito para siempre y hasta tal vez os invite a algo. Como él mismo dice, "I'm Tony Montana! You fuck with me, you fuckin' with the best!"

2 comentarios:

Jean Robur dijo...

Grandiosa pelicula. Excelente post. Saludos desde Girona!

Möbius el Crononauta dijo...

Saludos, ¡y gracias por tu visita!