domingo, 4 de marzo de 2007

Cuando los dinosaurios dominaban la Tierra (VI)


Leaf Hound

11 horas. Puede parecer increíble, pero tan sólo fueron 11 horas. Tan sólo bastaron 11 horas para grabar un disco de puro rock and roll, un clásico que muy pronto se convirtió en uno de los secretos mejores guardados del rock y en uno de los LP más buscados de la historia.


El origen de la banda hay que buscarlo, una vez más, en aquella Inglaterra de finales de los 60 (¡quién lo diría hoy!), en aquel bullicioso Londres de cuya aparantemente infinita cantera no cesaban de surgir nuevas formaciones con mucho que decir.

Fueron los hermanos Brooks, Derek y Stuart, quienes tras abandonar la fantástica banda de blues-rock Black Cat Bones, buscaron un par de tipos para completar una nueva formación con la que seguir avanzando en sus inquietudes musicales. Muy pronto dieron con un par de primos (léase consanguíneos) que habían formado parte de varias bandas locales de la capital inglesa: Mick Halls (guitarra solista) y el inigualable Peter French (voz). Una vez llegó el batería Keith George Young la banda estaba lista para recorrerse diferentes clubes ingleses, teloneando a todo un grupo como UFO, a quienes (cuentan los rumores) arrollaron cada noche.

El disco que parieron a continuación, Growers Of Mushroom, marca un hito en la escena musical de la época. Riffs rocosos, influencias bluesy y boogie rock en la mejor tradición del Jeff Beck Group. El sonido que consiguieron en ese disco es de lo que hacen época, y cuando uno escucha esos magníficos temas puede pensar fácilmente que habrían sido los teloneros perfectos para una velada con Led Zeppelin. En definitiva, Leaf Hound son rock and roll puro, en la mejor tradición del hard rock 70's. ¡Si no sientes nada al escuchar este disco, es que estás muerto, amigo!

Inexplicablemente, y como ha ocurrido muchas otras veces, tras una gira por Alemania el grupo dejó de existir. Cada uno se fue por su lado, destacando la magnífica trayectoria de Peter French, que tras pasar por Atomic Rooster acabó en Cactus. No estamos hablando de cualquiera, chico. ¡Peter French rockea!
Hace unos dos años el señor French reformó la banda (creo que sin ningún otro miembro original) pero por lo visto la vieja garra sigue ahí. Dudo que alguna vez se acerquen por aquí, pero... cosas más raras se han visto.

No hay comentarios: