sábado, 10 de febrero de 2007

Cuando los dinosaurios dominaban la Tierra (IV)


STEAMHAMMER

Tras los Cream, Yardbirds, John Mayall, y demás colosos de las Islas Británicas que jugueteaban con la música tradicional negra del otro lado del Atlántico, hubo grupos menos conocidos hoy en día pero que todavía tienen mucho que ofrecer al oyente.

Uno de esos grupos es Steamhammer, grupo formado en 1968 por unos cuantos británicos deseos de vender su alma al diablo. Su gran oportunidad les llegó de mano de Freddie King, quién los eligió como banda de acompañamiento para uno de sus tours europeos (los que conozcan el trabajo de Freddie King supongo que no necesitarán leer más).

No tardó en llegarles un contrato y pronto su primera obra estuvo en la calle. El sonido del grupo no deja lugar a dudas: blues, R&B y más blues. Pianos de bar, ritmos boogies, grandes solos... no creo que haga faltar decir mucho más. Si os gusta el blues y toda la oleada de la British Invasion de los 60, este grupo está hecho para vosotros.

El grupo entró en los 70 con ganas de engordar su minutaje, y su sonido fue acercándose al progresivo (ya sabéis, largos instrumentales, teclados, etc). Hubo cambios en la formación (por ejemplo el guitarrista Martin Quittenton se convirtió en pieza básica de la carrera en solitario del gran Rod Stewart). Peso a todo, el grupo seguía teniendo interés, pero se echa en falta un poco de sonido básico repleto de humo y ginebra. Su cuarto disco, Mountains, se considera su obra cumbre. Yo he localizado su tercer disco, donde todavía conservan su garra blues, y un recopilatorio bastante interesante, Junior's Wailing, donde todavía podemos disfrutar de su sonido blues y también de sus desquicios más progresivos. Incluye momentos con flauta que recuerdan bastante a los primeros Jethro Tull. Canela fina, gente. Si algún día os cansáis del Disraeli Gears y queréis probar algo nuevo, Steamhammer estarán allí esperando una oportunidad.

No hay comentarios: